El juez investiga ya si Monedero pudo cobrar de Podemos comisiones ilegales

El titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid pide informes de la empresa Neurona, vinculada con el fundador, en Brasil y un registro sobre las sociedades en las que él aparezca

No está imputado, pero el juez de la “caja B” de Podemos investiga ya las empresas dependientes del fundador Juan Carlos Monedero para comprobar si el dirigente pudo o no cobrar comisiones ilegales del partido por sus trabajos para intermediar en la contratación de agencias de comunicación destinadas a montar la campaña de Podemos en las elecciones generales de abril de 2019.

Así lo demuestra el auto del titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid al que ha tenido acceso este diario, que sospecha que Monedero podría haber formado parte de una estructura paralela al partido para nutrirse económicamente. Es por ello que ha ordenado a la Policía Judicial que recabe información sobre la empresa Neurona, a la que el fundador está vinculado. Fue el propio ex abogado de la formación, José Manuel Calvente, el que señaló precisamente a Monedero como alguien que “se llevaba comisiones de Neurona”.

Según denunció el ex abogado, Monedero habría actuado como «intermediario en las contrataciones ilícitas de Podemos» a la empresa Neurona. Ratificó ante el juez que los «contratos simulados» obtenidos por la consultoría «servían para financiar a partidos extranjeros y, posiblemente, a Podemos». La empresa se hizo cargo de la organización de la campaña electoral de 2019 y de hecho sus administradores están citados a declarar ante el juez .

En su auto, el juez de instrucción número 42 de Madrid hila más fino y pide a la policía judicial que examine la «cuenta electoral» de Podemos correspondiente a 2019 identificando los pagos realizados a las mercantiles Neurona y ABD Europa LDA, para comprobar la existencia de esos «contratos simulados».

La sospecha recae así en la empresa vinculada con Monedero, sobre sí fue comisionista con la citada consultora, que facturó 363.000 euros a Podemos por trabajos electorales para la campaña de 2019. De hecho, el Tribunal de Cuentas hace unos días reclamó que el partido especificase sus gastos, al encontrar esta cantidad como no justificada, según el informe de fiscalización de las cuentas de los partidos en los comicios del 28-A. Para el tribunal son gastos de «naturaleza no electoral» y que afectan, en parte, a los pagos a Neurona.

Precisamente, el juez requiere al organismo fiscalizador ese expediente sobre los pagos efectuados en ese año por parte de Podemos a las mercantiles ABD Europa y Neurona. El magistrado requiere también al SEPE que informe sobre los trabajadores dados de alta en la Seguridad Social por la citada mercantil. Reclama a la Policía Judicial información sobre sus responsables y pide que comprueben si entraron en territorio nacional en febrero de 2019 o en los siguientes meses hasta cinco trabajadores de ABD Europa LDA, identificados en los contratos de prestación de servicios suscritos por dicha empresa con Podemos.

Monedero fue secretario de programa hasta 2015, el ideólogo de la formación dejó su puesto una vez que se descubrió que ingresó hasta 425.000 euros de Venezuela a través de una sociedad instrumental.