Nace una organización que reivindica los atentados de ETA

Jardun une a los disidentes de la izquierda abertzale y de la banda terrorista

Emblema de Jardun
Emblema de Jardunjmzjar

Jardun es la nueva organización separatista de extrema izquierda, que agrupa a Eusko Ekintza, disidentes de la izquierda abertzale oficialista de Arnaldo Otegui, y Jarki, la juventudes de ATA, los disidentes de ETA, según han anunciado a través de un comunicado. Proclaman su “carácter revolucionario independentista y socialista”.

Como objetivos se marcan la “construcción de un Estado Independiente y Socialista que integre a Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Lapurdi, Nafarroa Behera, Nafarroa Garaia y Zuberoa”, estos tres últimos territorios en Francia, país que, como es sabido, no es tan tolerante como España con las fuerzas de carácter secesionista.

También reivindican una nueva amnistía que, además de lograr “la libertad de todos aquellos luchadores que han trabajado en favor de la libertad de Euskal Herria, supone el reconocimiento político a ojos del pueblo trabajador de la lucha que han llevado a cabo y el poner a disposición de la justicia popular a aquellos que lo han oprimido sistemáticamente”. Es decir, los verdugos a la calle y los que lo combatieron, a la cárcel.

Concluyen con un “Gora Euskal Herria askatuta!” (País Vasco libre) e “Inependentzia eta sozialismoa!”.