Más de la mitad de los padres no llevará a sus hijos al colegio

Encuesta NC Report sobre la Covid-19: el 75% de los españoles cree que el Gobierno de Sánchez no gestionó bien la desescalada y más del 60% lamenta que no tenga un protocolo seguro para las vueltas a las aulas

Pedro Sánchez puso fin el viernes a sus vacaciones después de 16 días de descanso. En su vuelta a La Moncloa, el presidente del Gobierno ha podido comprobar el empeoramiento de la situación sanitaria del país. Los contagios se multiplican de un modo más rápido que en el resto de los países europeos y las incógnitas se multiplican en las semanas previas al arranque del curso escolar. Muchos analistas y expertos achacan los malos datos epidemiológicos de España al deficiente diseño que el Ejecutivo del PSOE y de Unidas Podemos hizo del plan de desescalada que siguió a las semanas de confinamiento bajo el estado de alarma. Una lectura que comparten los españoles, según los datos de la encuesta elaborada por NC Report para LA RAZÓN. El 74,9% de los preguntados considera que el Gobierno de España no tomó suficientes medidas en la desescalada. Menos de uno de cada cinco encuestados –el 19,1% del total– considera lo contrario, que Sánchez y su equipo sí adoptaron iniciativas suficientes para garantizar una transición segura a la nueva normalidad.

En todos los tramos de edad es mayoritario el reproche a la falta de iniciativa del Gobierno a la hora de garantizar la seguridad de sanitaria de los españoles. Es mayor, eso sí, entre las personas con más de 55 años, ya que más del 83% lamenta los fallos del Gobierno en la preparación de la desescalada. Ese porcentaje se mantiene en el 73% entre quienes tienen entre 35 y 54 años, y en el 62,3% en la población más joven, aquellos con entre 18 y 34 años.

Este evidente suspenso al Gobierno llega en un momento en el que los gobiernos autonómicos tratan de contener los rebrotes y ralentizar el crecimiento de la segunda oleada del coronavirus. A pesar de esta respuesta desigual y, en ocasiones, caótica dada desde las administraciones regionales, el Gobierno de Sánchez no se plantea tomar medidas drásticas que pasen, por ejemplo, por retomar el mando único sanitario, retornar a una de las fases del plan de desescalada o volver a declarar el estado de alarma, tal y como informó este diario el pasado sábado.

En lo que concierne a la vuelta a los colegios con el inicio del curso escolar, los encuestados también lamentan de una forma muy mayoritaria la inacción del Ministerio de Educación en la confección de unas instrucciones comunes y de un plan que garantiza la seguridad de los alumnos. Y es que, según el estudio de NC Report, el 60,6% de los españoles cree que ni el Gobierno ni la ministra de Educación, Isabel Celaá, cuentan a día de hoy con un protocolo que permita comenzar el curso con las condiciones mínimas que eviten que los centros escolares puedan convertirse en el foco de nuevos rebrotes.

En este contexto, más de seis de cada diez padres aseguran que no llevarán a sus hijos al colegio. Apenas uno de cada cuatro padres o madres –el 26,4%– contesta que sí tiene claro que sus hijos volverán a las aulas con el arranque del curso 2020-2021. Dentro del abanico de opciones que se vienen manejando en los últimos días para esta atípica vuelta el cole, las fórmulas de un curso semipresencial o, incluso, online son las preferidas por las familias. De hecho, casi la mitad de los encuestados –el 49,4%– considera que lo más razonable, dada el alto nivel de circulación del virus en muchas regiones del país, es que este curso sea semipresencial o a distancia. Por contra, sólo el 13,7% de los encuestados apuesta por un inicio del curso escolar con normalidad y de forma presencial en las clases. La alarma en las familias es tal que hasta un 31% de los encuestados se muestra a favor de que el curso ni siquiera llegue a empezar y se aplace hasta que las autoridades tengan más clara la tendencia actual del virus.

Al margen de lo que pueda suceder con los colegios, otros dos temores marcarán el inicio del nuevo curso entre muchos españoles: el miedo a contagiarse y la amenaza de un nuevo confinamiento que agrave la crisis económica. El 71,6% de los encuestados asegura temer contagiarse por los rebrotes de coronavirus, frente al 27,4% que asegura no tener este miedo. Pese al empeoramiento de la situación sanitaria, el 65,9% se muestra contrario a un nuevo confinamiento, frente a un 26,4% que lo vería con buenos ojos. Preguntados por si conocen a alguien que se ha contagiado del virus en estos meses, un 63,3% asegura que sí. Un 36,4% de los preguntados afirma que no conoce a nadie que haya estado contagiado.