El ministro de Universidades, operado de urgencia, no podrá estar hoy en su reunión con las comunidades

Manuel Castells iba a celebrar un encuentro telemático para abordar el nuevo curso, una reunión que sí realizará el jueves con los rectores de las universidades.

El ministro Manuel Castells no podrá acudir hoy finalmente a la Comisión Delegada de la Conferencia General de Política Universitaria, ya que el pasado viernes 28 de agosto se sometió a una operación quirúrgica de carácter no grave pero sí urgente por “un problema de espalda”, informan fuentes gubernamentales.

Según señalan, el ministro ha estado hasta este viernes mismo trabajando de cara a la preparación del inicio del curso, tanto internamente como en coordinación con la comunidad universitaria. Sin embargo, su participación en la reunión de hoy ha estado en el aire ya que el propio ministro ha hecho lo posible por estar. Finalmente su convalecencia le ha impedido su participación.

La operación ha ido bien y en cualquier caso el ministro sí estará en la rueda de prensa de este próximo jueves en la que se informará junto con el presidente de Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas y de todo lo relacionado con el inicio del curso 20/21.

En su lugar la reunión de hoy estará presidida por el Secretario General de Universidades, José Manuel Pingarrón. También estará presente la Directora de Gabinete del ministro, Marta Cruells.

Un ministro desaparecido

Desde que fue nombrado ministro de Universidades en el mes de enero, Castells apenas ha ofrecido ruedas de prensa y sus apariciones se miden con cuentagotas. Una comparecencia a petición propia en el Congreso el pasado 21 de febrero; una polémica reunión con las universidades catalanas ese mismo mes, en la que excluyó a la asociación constitucionalista S’Ha Acabat; una sola rueda de prensa en La Moncloa el 23 de abril, una comparecencia en Comisión en el Senado y, recientemente, una conferencia en el marco de los cursos de verano de El Escorial. A grandes rasgos, estos son los únicos cinco actos públicos, relacionados con su cartera que ha protagonizado desde que juró su cargó el pasado 13 de enero. Lleva 231 días, sin embargo, pese a su reconocida trayectoria como sociólogo, es un desconocido para el 69,5% de la ciudadanía, según el barómetro del CIS del mes de marzo.

Castells fue un ministro fantasma durante la pandemia. Entre los principales motivos que explicarían su absentismo institucional estaría su edad y salud. Con 78 años y varias patologías previas como siete años de lucha contra un cáncer y varios infartos, la precaución era importante dado que todos los estudios señalaban a los varones mayores de 75 con patologías previas como el perfil mortal de las víctimas del coronavirus.