Dimite el presidente de la Comisión de Garantías de Ciudadanos

Jesús Galiano “ha decidido no continuar” al frente del órgano que vela por el funcionamiento democrático y transparente del partido

Primera crisis en el partido de Arrimadas en el inicio del curso político. El presidente de la Comisión de Garantías del partido naranja, Jesús Galiano, “ha decidido no continuar” al frente del órgano que vela por el funcionamiento democrático y transparente del partido, según ha adelantado Voz Populi y han confirmado a LARAZÓN fuentes del partido.

Su salida de la Comisión se produce en medio de la polémica suscitada por el cambio de candidato para las elecciones en Cataluña y la queja presentada por cuatro diputados del parlamento catalán que mostraron su rechazo al cambio de Lorena Roldán por Carlos Carrizosa.

El Comité Permanente de Ciudadanos relevó por sorpresa a su candidata en Cataluña a meses de las elecciones el pasado 19 de agosto. Sin embargo, los estatutos de Ciudadanos son claros a la hora de determinar cómo se eligen a los candidatos electorales del partido. En su artículo 101, la formación naranja explica que “se elegirán mediante elecciones primarias” a los candidatos a la Presidencia del Gobierno, a la Presidencia de los gobiernos autonómicos o a las alcaldías de los municipios.

Sin embargo, el partido que lidera Inés Arrimadas parece haberse saltado su propia normativa para nombrar cabeza de lista a los comicios catalanes a Carlos Carrizosa, cuando quien había ganado el proceso de primarias en julio de 2019 fue Lorena Roldán, con el 86,6% de los votos. Carrizosa ni se presentó.

Una decisión que muchos califican de “dedazo” por parte de Ciudadanos y que contrasta con el perfil con el que llegaron a la arena política, erigiéndose como una formación regeneradora.

Precisamente, el pasado lunes la líder de la formación naranja, Inés Arrimadas, señaló en la rueda posterior a Comité Permanente que sería el Comité de Garantías del partido quien resolvería sobre las quejas internas por la designación de Carlos Carrizosa como candidato. Explicó, además que, “en los estatutos votados por la militancia” hay un artículo, el 102.3, que es aplicable a la situación actual, y es que “una candidata de acuerdo con el partido decide dar un paso a un lado”.

En la misma línea, la principal afectada, Elena Roldán, trató de zanjar el asunto asegurando que la elección de Carrizosa en su lugar “es una decisión meditada, tomada en equipo y de forma conjunta”. Porque el objetivo es “intentar dar un vuelco a la situación en Cataluña”.