Los presos también vuelven a clase

El curso pasado se matricularon 18.000 internos en los distintos niveles educativos

La UME desinfecta la Prisión de Soto del Real
Prisión de Soto del RealRicardo Rubio Europa Press

La Dirección General de Ejecución Penal y Reinserción Social de Instituciones Penitenciarias (IIPP) ha remitido esta mañana un escrito a todos los centros penitenciarios dependientes de la Administración General del Estado para la planificación de la reapertura de las aulas para el curso 2020/2021.

El objetivo, según fuentes penitenciarias, es priorizar el regreso presencial a las aulas para lo que se trabajará en estrecha colaboración con los equipos docentes y siempre conforme a lo dispuesto por la autoridad educativa competente. Con carácter general, cada centro designará a un trabajador o trabajadora que velará por el cumplimiento de las siguientes medidas adoptadas:

- La habilitación de nuevos espacios para disminuir la ratio de estudiantes por aula y respetar los aforos máximos que fije cada comunidad autónoma. Estos espacios contarán con todos los medios higiénicos apropiados para la desinfección de manos.

- Se procurará que las actividades educativas se realicen con grupos de internos o internas que convivan en el mismo módulo; la salida y regreso al mismo desde los espacios educativos se realizará de forma escalonada y evitando contacto con internos e internas de otros módulos.

- Será obligatorio el uso de la mascarilla durante la actividad educativa, tanto para los alumnos como para el personal docente. Todo el material que se entregue a internos e internas será de uso exclusivamente individual.

- Los espacios educativos serán ventilados al menos dos veces durante el desarrollo de las clases y se procederá a su limpieza y desinfección cada vez que finalice la actividad formativa.

- No podrán acceder a la actividad educativa aquellos alumnos que se encuentren en cuarentena o que presenten síntomas compatibles con Covid-19. Tampoco los casos positivos o que se encuentren en investigación.

Durante el curso pasado, los 71 centros penitenciarios de la Administración Central contaban con cerca de 18.000 alumnos matriculados en todos los niveles educativos: desde las enseñanzas escolares -presentes en la práctica totalidad de los centros- hasta la enseñanza universitaria, que depende de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y que se imparte en 30 prisiones- pasando por la Formación Profesional Básica, ciclos formativos de Grado Medio, idiomas, Aula Mentor o el preacceso a la UNED.