Así es el borrador de la ley del teletrabajo

Gobierno y agentes sociales negocian la normativa que regulará una modalidad de trabajo que ha ganado adeptos con el estallido de la pandemia

La pandemia del coronavirus supuso un subversivo de la modalidad de trabajo a distancia. Con el decreto del estado de alarma, el Gobierno recomendó que todas aquellas empresas que pudieran, fomentaran el teletrabajo para evitar así desplazamientos y contener la expansión de la covid.

Fue en el mes de junio cuando el Ejecutivo presentó -por sorpresa y sin consultar a los agentes sociales- un anteproyecto. Durante el verano todas las partes han mantenido negociaciones y este martes continúa el diálogo entre sindicatos, gobierno y patronal. Estas son las principales claves del anteproyecto de ley

Porcentaje de horas que se considera teletrabajo

El borrador sitúa el porcentaje mínimo del 20 % de la jornada para considerar que existe una prestación de trabajo a distancia que obliga a firmar un acuerdo de teletrabajo. Es decir, si trabajas sólo un día a la semana desde casa estarías amparado por esta futura legislación.

Derechos de los trabajadores bajo modalidad de teletrabajo

El borrador deja claro que no se pueden modificar las condiciones del convenio anterior, lo que implica que el trabajador no puede ver alteradas sus condiciones laborales, tales como el sueldo o la estabilidad del empleo.

Obligación de teletrabajar

El anteproyecto de ley dice que el trabajo a distancia “será voluntario para la persona trabajadora y requerirá acuerdo”. El acuerdo entre empresa y trabajador deberá realizase por escrito, y antes de que se inicie el trabajo a distancia.

¿Quién se hace cargo de la luz, internet o aire acondicionado?

Sin duda este es unos de los aspectos más controvertidos y que mayor debate ha suscitado durante la pandemia. El borrador señala que el acuerdo entre empresario y trabajador deberá incluir un inventario de los medios, equipos y herramientas que exige la ejecución de su trabajo. No obstante, permite el establecimiento de “un mecanismo de compensación” de los gastos.

¿Existe derecho a la desconexión digital?

El hecho de trabajar desde casa evita desplazamientos pero el hecho de tener en tu vivienda tu oficina, en ocasiones, deriva en un aumento de horas laborales. El anteproyecto establece la obligatoriedad una jornada obligatoria y otra pactada, al tiempo que establece la obligación de un registro horario y el derecho a la desconexión digital.