El fin del confinamiento no ha supuesto una conducción más agresiva en las carreteras

Este verano se han producido menos muertes de tráfico que el año pasado

Durante los meses de julio y agosto han fallecido en las carreteras españolas 202 personas, 13 víctimas mortales menos que en el mismo periodo del año pasado, lo que representa un descenso del 6%. La reducción también se ha producido en el número de accidentes mortales (-7%) y en el de heridos hospitalizados (-8%).

Estos datos han sido presentados por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien ha estado acompañado de la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea, y del director general de Tráfico, Pere Navarro, entre otras autoridades.

Grande Marlaska ha señalado que los datos de fallecidos por accidente de tráfico nunca son buenos, porque detrás de cada víctima hay un drama que cambia la vida de las persona y de sus allegados, pero sí que es una realidad que este verano ha habido menos fallecidos que el verano anterior, situándose así en la cifra de fallecidos más baja de toda la serie histórica

Durante el mes de julio se produjeron 105 accidentes mortales en los que fallecieron 114 personas, son 3 fallecidos menos que los 117 registrados en julio del pasado año.

En el mes de agosto se produjeron 80 accidentes mortales en los que fallecieron 88 personas, lo que supone 10 fallecidos menos que en el mismo mes de 2019. Es el agosto con menor número de fallecidos de la serie histórica. Durante este mes ha habido dos días con 0 fallecidos.

“Teníamos una cierta preocupación porque la pandemia, el estado de alarma y el confinamiento tuvieran un reflejo en una conducción impulsiva y por consiguiente un aumento de la accidentalidad, pero los datos de este verano parecen indicar que la conducción se ha normalizado, aunque no podamos bajar la guardia” ha señalado Grande-Marlaska.

Durante los meses de julio y agosto se han producido 82,8 millones de desplazamientos de largo recorrido por nuestras carreteras, con una media de 1,3 millones de desplazamientos diarios, lo que supone una disminución del - 9% respecto los desplazamientos que hubo el verano pasado (91,2 millones).

La disminución del tráfico ha sido superior los fines de semana que los días laborables y los desplazamientos han sido más cortos, muchos de ellos de un día o fin de semana

En julio se produjeron 40,2 millones de movimientos de largo recorrido, reduciéndose un -7 % respecto a julio del año pasado. En agosto también ha habido una reducción de un -11% de movimientos respecto al mismo mes del año anterior. Concretamente en agosto se registraron 42,6 millones de desplazamientos.

En lo que respecta al tráfico transfronterizo también se ha registrado una reducción de un 25,1%.

El ministro del Interior ha señalado que “el comportamiento del tráfico en el verano de 2020 ha estado condicionado por la situación sanitaria, con una reducción de los desplazamientos de largo recorrido de un -9%. Esta reducción ha facilitado la gestión del tráfico sin que haya habido retenciones significativas en las operaciones salidas y retorno del verano”.

El 76% de los fallecidos se produjeron en vías convencionales, en concreto 153 personas (+3) lo que supone un aumento del 2% respecto al verano pasado. En autopistas y autovías ha habido 49 personas fallecidas, 16 menos que en el verano de 2019.

Respecto al verano anterior, se han reducido el número de fallecidos en todos los medios de transporte excepto en el de peatones y ciclomotor que han aumentado. El número de fallecidos en turismos este verano ha sido de 92, la menor cifra de la serie históric