Sánchez pide a las comunidades que consulten a Sanidad antes de cerrar un colegio

El jefe del Ejecutivo ha prometido a las comunidades que el Gobierno invertirá 3.700 millones para la compra de material sanitario

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido a los jefes de gobierno autonómicos que consulten a Sanidad antes de decretar un cierre total de los colegios en su región a causa de la pandemia porque una medida de este tipo, en lugar de aplacar los contagios, los puede extender. Así se lo ha reclamado Sánchez a los jefes de los Ejecutivos autonómicos en la Conferencia de Presidentes que se está celebrando de forma telemática.

Según han informado a Efe fuentes autonómicas, Sánchez ha pedido a todos los presidentes que si consideran necesario el cierre total de sus colegios en un territorio, no lo hagan de forma unilateral sino coordinándose con el ministerio que dirige Salvador Illa. Ha pedido un acuerdo tácito sobre esta cuestión, y el presidente gallego, Alberto Nuñez-Feijóo le ha reclamado que el acuerdo no sea tácito sino explícito, y que se establezcan unos criterios para aplicarlo. Las mismas fuentes han confirmado que el jefe del Ejecutivo ha prometido a las comunidades que el Gobierno invertirá 3.700 millones para la compra de material sanitario.

Desde las nueve y media de la mañana están reunidos el jefe del Ejecutivo y los gobernantes autonómicos para abordar la vuelta a las aulas y la situación de la pandemia. La Conferencia de Presidentes que ha convocado el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y que va a abordar la vuelta a las aulas en el contexto del coronavirus y la situación de la pandemia ha comenzado esta mañana de forma telemática, según ha confirmado el Gobierno.

Acompañan a Sánchez la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero; la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias; y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y en la misma participará de forma telemática el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, informa Efe.

Además, el Gobierno ha pedido a las comunidades que se comprometan a lograr que los centros escolares sean espacios seguros y saludables para garantizar el derecho a la educación, y reclamará la complicidad y confianza de las familias con el sistema educativo y con la profesionalidad de los docentes. Así lo contemplaba el borrador de la propuesta de declaración conjunta que tienen sobre la mesa los presidentes autonómicos en esta reunión.

Este borrador, que el Gobierno entregó el miércoles a las comunidades, apuesta por que se siga dedicando “el esfuerzo necesario para el establecimiento de las condiciones de funcionamiento (del sistema educativo y de formación) y la dotación necesaria para lograrlo, así como los mecanismos de reacción inmediata ante los casos que se puedan producir en los centros educativos”.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado que el plan de refuerzo de la atención primaria elaborado por el Govern tendrá “una dotación de 125 millones de euros anuales, que para los meses que quedan del 2020 representan 46 millones”. “En la reunión con el presidente Sánchez, he avanzado que el plan de refuerzo de primaria elaborado por el Govern tendrá una dotación de 125 millones de euros anuales, que para los meses que quedan del 2020 representan 46 millones de euros, entre refuerzos estructurales y refuerzos coyunturales por la COVID-19”, ha explicado Torra en un tuit.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha mostrado su desacuerdo con el reparto de los 2.000 millones de euros para Educación del fondo covid que el Gobierno ha publicado esta semana y ha pedido un compromiso presupuestario para el año que viene. Durante su participación en la conferencia de presidentes telemática, en la que ha valorado este fondo, del que Galicia recibirá 92,98 millones, pero a recriminado que no tiene en cuenta costes como el del transporte escolar o los comedores, según fuentes de la Xunta. Además, en el ámbito educativo ha pedido un acuerdo explícito que regule como actuar en el caso de brotes.

Además Sánchez ha anunciado a los mandatarios autonómicos en la Conferencia de Presidentes que este mismo mes se convocará el Consejo de Política Fiscal y Financiera para iniciar los trabajos preparatorios de los Presupuestos Generales del Estado, en particular en lo que afecta a las comunidades. Según informaron desde el Gobierno, Sánchez trasladó en su reunión telemática con los presidentes autonómicos que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, convocará el Consejo de Política Fiscal y Financiera en este mismo mes de septiembre. “Es en el marco de este órgano, fundamental para abordar los temas de interés relacionados con la financiación y la política fiscal, donde se iniciarán los trabajos preparatorios para los Presupuestos Generales del Estado de 2021”, puntualizaron fuentes gubernamentales.

Por su parte el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ve “un jarro de agua fría” que los fondos europeos empiecen a llegar a mediados de 2021 y ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que estudie el anticipo de esos recursos o cómo agilizar plazos, ya que están “exhaustos financieramente”. Tras participar en la Conferencia de Presidentes de forma telemática, Moreno ha explicado que también ha reclamado la información necesaria sobre las reglas económicas y la distribución de la financiación autonómica para poder seguir elaborando los presupuestos de la comunidad del año que viene.

Tras la conferencia, en rueda de prensa desde Moncloa, el Gobiernoha informado de que ha transmitido este viernes a los presidentes autonómicos que próximamente se celebrará una Conferencia Sectorial con las comunidades autónomas, presidida por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para hablar de los fondos europeos que recibirá España para afrontar el impacto económico y social del coronavirus.

En la misma rueda de prensa, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha afirmado que el Gobierno apoya las nuevas medidas que la Comunidad de Madrid ha adoptado para luchar contra el coronavirus, que no ha dudado en calificar de “duras”, y ha pedido a todos los ciudadanos que las cumplan “en beneficio de todos”. En su opinión, se trata de restricciones “adecuadas” que se han decidido para hacer frente a una “realidad epidemiológica muy estudiada, muy pensada” y además “compartida” con el Ministerio de Sanidad. Y ha hecho hincapié en que tan importante como aprobarlas es “que sean cumplidas” puesto que no se adoptan “porque sí”, y por ello ha hecho un llamamiento “expreso” a todos los ciudadanos madrileños para que las respeten “en beneficio de todos”.