La Policía española lidera la localización de fugitivos de la Justicia

En una semana, los agentes han desarrollado cinco operaciones con la detención de seis fugitivos

La Scción de Fugitivos de la Policía Nacional lidera en Europa el número de detenciones de prófugos de la Justicia. Desde su creación en el año 2004, dentro de la Comisaría General de Policía Judicial, es la unidad de la Policía Nacional con dedicación exclusiva en la localización y detención de reclamados. El liderazgo europeo ha motivado que la sección asuma la presidencia de la Red Europea de Equipos de Búsqueda Activa de Fugitivos –ENFAST-, red integrada por 28 Estados Miembros de la Unión Europea para realizar acciones inmediatas dirigidas a la detención de fugados.

En el año 2004, y coincidiendo con la entrada en vigor en España de la Orden Europea de Detención y Entrega –OEDE-, la Policía Nacional puso en marcha la especialización de agentes en la localización de fugitivos con el fin de dar una respuesta operativa y coordinada a la detención de los prófugos de la Justicia. Dependiente de la Comisaría General de Policía Judicial, y dividida en dos grupos especializados según las características de la requisitoria, la sección ha ido creciendo sistemáticamente en competencias y resultados.

En 2017, se perfeccionó la especialidad y se crearon grupos de contacto descentralizados a nivel provincial, dando una respuesta rápida. La Red Nacional ha permitido optimizar los tiempos de respuesta y agilizar el intercambio de información.

Desde el año 2017 hasta la actualidad, la sección de Localización de Fugitivos ha detenido a 1.534 reclamados, lo que supone una media de 383 al año. Solo el pasado año, se llevaron a cabo 486 detenciones.

Como ejemplo de su labor y resultados, en apenas una semana han llevado a cabo cinco operaciones diferentes –Barcelona, Alicante, Madrid, Cádiz, Santa Cruz de la Palma y Suiza- que han permitido detener a seis buscados por distintos delitos como asesinato, lesiones o blanqueo de capitales.

El pasado día 26 de agosto, era detenido en la provincia de Barcelona un ciudadano dominicano buscado por las autoridades brasileñas. Al arrestado le constaba en vigor una Notificación Roja de INTERPOL por unos hechos ocurridos en el año 2019 en Porto Alegre (Brasil), cuando apuñaló en repetidas ocasiones a la pareja de su ex novia, ocasionándole graves lesiones. Tras diversas gestiones fue localizado y detenido en la localidad de Cerdanyola del Vallés donde residía y regentaba un negocio.

La segunda operación se llevó a cabo en Alicante. El día 28 de agosto eran detenidos dos fugitivos buscados por las Autoridades de Reino Unido por varios delitos de fraude económico y blanqueo de capitales. Los arrestados habían creado una falsa agencia de modelos en Reino Unido y, durante ocho años, llegaron a engañar a unas 160 personas a las que reclutaban a través de las redes sociales para realizar falsos “books de modelo”. Los dos detenidos, de origen británico, lograron defraudar cerca de 10 millones de libras esterlinas.

Ese mismo día era arrestado en Madrid un ciudadano pakistaní reclamado por las autoridades de su país de origen. Tenía en vigor una Notificación Roja de INTERPOL por su autoría en el asesinato de su sobrino en marzo de 2019, advirtiendo que se trataba de una persona probablemente armada y con alto riesgo de fuga. Tras diversas gestiones fue localizado y detenido en el madrileño distrito de Chamartín.

La cuarta operación se desarrolló en la Línea de la Concepción (Cádiz) también el 28. Los agentes localizaron a un ciudadano danés buscado por las autoridades de Malta por un doble asesinato cometido hace apenas 20 días, cuando accedió a una vivienda para cometer un robo y disparó en varias ocasiones a sus moradores hasta acabar con su vida. Tras contrastar la información, el fugado era detenido en un hotel de la localidad gaditana, estableciendo para ello un amplio dispositivo de seguridad dada la peligrosidad del individuo.

La última operación se realizó en la localidad canaria de Santa Cruz de la Palma el pasado día 2. Los agentes localizaron y arrestaron a un ciudadano colombiano, buscado por las autoridades de su país de origen por homicidio doloso, que en el año 2019 disparó y mató a su expareja en el interior de un autobús de servicio público en la localidad colombiana de Agua Clara, todo ello con el fin de conseguir la custodia de la menor que tenían en común.

A todo esto hay que añadir la investigación llevada a cabo tras el hallazgo del cadáver de una mujer en el maletero de un vehículo en Valencia el pasado día 31. Las gestiones llevadas a cabo permitieron localizar, en pocos días, la ubicación del presunto autor en Suiza. Gracias a la colaboración internacional y al rápido intercambio de información a través de la red ENFAST, fue detenido en la estación central de tren de Ginebra cuando intentaba abandonar territorio suizo.