Críticas a Sánchez en el Congreso por lamentar el suicidio de un etarra

PP, Vox y Ciudadanos afean al jefe del Ejecutivo que mostrara su pésame al miembro de la banda terrorista ETA, Igor González

El desafortunado comentario que ayer pronunció en el Senado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que lamentó “profundamente” el suicidio de un miembro de la banda terrorista ETA en una cárcel, ha sido valorado por todos los miembros de la oposición durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

Ayer durante la apertura del curso político el Jefe del Ejecutivo sorprendió al mostrar públicamente su más sentido pésame por el suicidio del etarra Igor González en la cárcel guipuzcoana de Martutene, unas palabras que hoy han criticado los presidentes del PP, VOX y Ciudadanos durante sus intervenciones en el Hemiciclo.

El primero en cargar duramente contra las palabras del Presidente ha sido el líder de los populares, Pablo Casado, que le ha espetado a Sánchez que el PP lleva seis meses “tendiendo la mano”; “y ahora condena la muerte de etarras”, ha criticado entre la estupefacción y la ironía. No ha sido el único de los populares que ha criticado las palabras pronunciadas ayer en el Senado. También, su secretario general, Teodoro García Egea ha recordado al presidente que “ETA es una banda terrorista, no una banda de música”.

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, muy crítico con la política que está llevando a cabo el gobierno de coalición respecto al acercamiento de etarras al País Vasco, ha hecho referencia a las palabras de Sánchez durante “rifirrafe”, afeándole el pésame por la muerte de “uno de sus cómplices de investidura” -en referencia a Bildu- después de una vida dedicada “al terrorismo”.

Por último, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas -que recibió un duro golpe de Sánchez al inicio de la sesión del control ya que pese a su preacuerdo para los PGE el Ejecutivo le recriminó estar anclada en la foto de Colón- ha provechado para pedir al Gobierno “más empatía” con las víctimas de ETA que con “sus verdugos”, algo que cree que les debería dar “vergüenza”.

90 presos trasladados a cárceles más cercanas

No solo el suicidio de Igor González, miembro activo del Comando Donosti, uno de los más activos con los que contaba la banda terrorista ETA, entre cuyas acciones atribuibles destaca el secuestro y asesinato del concejal del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco en julio de 1997, sobrevoló sobre el Hemiciclo. Además, la política de acercamiento de presos a cárceles más cercanas del País Vasco impulsada por el gobierno de coalición afloró durante la sesión.

En este sentido, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha explicado que en los más dos años que lleva en el cargo 90 presos de ETA han sido trasladados a cárceles más cercanas al País Vasco o han progresado de grado.

Marlaska ha dado estos datos en respuesta a la diputada de EH Bildu Mertxe Aizpurua, quien ha reclamado un cambio de la política penitenciaria en relación con los presos de ETA tras el suicidio de Igor González el pasado fin de semana.