La Fiscalía pide que el Supremo investigue si el magistrado del TC Fernando Valdés incurrió en malos tratos a su mujer

El dictamen, en el que ha intervenido la fiscal de Sala de Violencia de Género, alude a la propia jurisprudencia del TC sobre este tipo de delitos

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha informado a favor de que se admita a trámite la exposición razonada de la magistrada número 7 de Majadahonda en la que apreciaba indicios de un delito de malos tratos en el ámbito familiar, en concreto a su mujer, –castigado con penas de 6 meses a un año de prisión o trabajos en beneficio de la comunidad- respecto al magistrado del Tribunal Constitucional Fernando Valdés. Ahora,  El magistrado Antonio del Moral, ponente de la causa, elevará su propuesta y será la Sala de Admisión del Tribunal Supremo la que decida finalmente.

Si el Tribunal Supremo decidirá abrir un procedimiento contra Valdés -cuyo mandato, al igual que el de otros tres magistrados del TC, está vencido desde noviembre-, no es descartable, según fuentes jurídicas, que “dé un paso atrás” y decida renunciar, aunque formalmente no es causa para abandonar el Alto Tribunal. Este magistrado llegó al TC en 2012 avalado por el PSOE y concluyó su mandato, al igual que otros tres magistrados, en noviembre de 2019, por lo que su puesto está pendiente de renovación

El dictamen, de apenas dos folios y firmado por el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, y en el que también ha participado la fiscal de Sala de Violencia de Género, Pilar Martín Nájera, se muestra partidario de abrir esa investigación para determinar si Valdés pudo incurrir en malos tratos a su mujer en el transcurso de una discusión.

Junto a ello, se solicita que un médico forense realice un informe sobre la medicación a la que está sometido Valdés, para intentar determinar si la misma pudo influir en su conducta. También se alude a la sentencia del Tribunal Constitucional, firmada por el propio Valdés, en la que se señalaba que este tipos de delitos y denuncias debían investigarse profundamente antes de acordar su archivo o desestimarse.

Fernando Valdés fue detenido la noche del pasado 10 de agosto en su domicilio de Majadahonda (Madrid) tras haber recibido la Guardia Civil un aviso por la presunta comisión de un delito de violencia de género sobre su esposa. Al parecer, no fue la esposa la que denunció los supuestos hechos sino unos vecinos que escucharon una discusión subida de tono y dieron aviso a la Guardia Civil. Valdés, que fue puesto en libertad con cargos, no hizo valer en ningún momento su condición de magistrado del alto tribunal. Valdés habría zarandeado en la terraza de su casa a su mujer, a la vez que ésta gritaba pidiendo auxilio. Los hechos fueron observados por varios testigos que dieron aviso a la Guardia Civil. Tras comparecer ante la magistrada quedó en libertad sin cargos.