Calvente sostiene ante el juez que Iglesias, Montero y Del Olmo urdieron la “estrategia” y “montaje”del “caso Dina”

Afirmó que las decisiones sobre la utilización política del robo de la ex asesora de Iglesias las adoptaba “la cúpula del partido”, a la vez que denunció las amenazas que sufren él y su familia

El ex abogado de Podemos José Manuel Calvente apuntó directamente a la cúpula de Podemos en el robo de la tarjeta de Dina Bousselham, ex asesora de Pablo Iglesias, y lo encuadró en una “estrategia” de la dirección de la formación morada que tenía como finalidad obtener beneficios electorales. En concreto, según fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio, esa estrategia habría estado dirigida por Pablo Iglesias y de la que tenían pleno conocimiento la actual ministra de Igualdad, Irene Montero y José Manuel del Olmo, según señalaron fuentes presentes en la comparecencia. Esa estrategia estaría dirigida a denunciar una operación de las ‘cloacas’ del Estado de cara a las elecciones de abril de 2019. Así, todo obedeció “a una estrategia montada por el partido y las instrucciones directas y las decisiones las tomaba la cúpula del partido”. Su testimonio, según esas fuentes, fue “demoledor, absolutamente creíble”. Sin embargo, no aportó ninguna prueba documental al respecto y reconoció que en ningún momento llegó a hablar con el actual vicepresidente segundo del Gobierno de este asunto.

Calvente declaró esta mañana por videoconferencia desde Barcelona ante al juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, en calidad de testigo, dentro de la pieza del “caso Tándem” en laque se investiga el robo del teléfono móvil de Dina Bousselham en 2015 cuando era asesora del líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el posterior uso de sus datos y difusión en medios.

“Kale borroka”

Durante su declaración, que se prolongó durante más de tres, llego a emocionarse cuando relató las amenazas que han sufrido tanto él como su familia desde que destapó este caso, “por todos los medios”,especialmente en el último mes tanto por teléfono como por redes sociales. Por ello, el magistrado le ofreció protección para garantizar su seguridad, algo que por el momento ha rechazado Calvente. Sin embargo, el magistrado sí ha ha dado traslado al fiscal para que informe sobre si se debe deducir testimonio para que un juzgado investigue esas amenazas. En relación con esta amenazas, señaló que en entorno de Podemos hay “personas muy violentas” e incluso llegó a hablar de una especie de “kale borroka”.

Por otro lado, el defensor del ex comisario Villarejo, Antonio García-Cabrera, interrogó a Calvente sobre los chats que tenían los que entonces formaban parte del equipo de abogados de Podemos, y donde saldría a relucir, supuestamente una relación personal entre el fiscal Anticorrupción Ignacio Stampa y la abogada Marta Flor Núñez, que representa a Dina Bousselham y en su día también defendía al líder de Podemos. García-Cabrera pedirá que estos chats se incorporen también a esta causa, que actualmente se encuentran en el Juzgado de instrucción 32 de Madrid, dentro del procedimiento relacionado con la denuncia que Podemos le interpuso por acoso sexual y laboral a esa letrada y que finalmente se archivó. De estos chats, según el abogado de Villarejo, “se desprenden inequívocamente la colaboración, coordinación y estrategia conjunta de la Fiscalía Anticorrupción y Podemos”.

Precisamente, por este motivo, a la declaración de hoy de Calvente no asistieron ni Stampa ni su compañero adscrito a esta causa, Miguel Serrano, sino que acudió el fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, para, de esa forma, poder evitar cualquier tipo de suspicacia.

“Chismes y rumores”

Por su parte, desde Podemos , han criticado que Calvente no haya aportado pruebas que respalden sus afirmaciones, que han calificado de “chismes” y “rumores”, y consideran que la comparecencia ha sido un “show”.

El abogado de Iglesias, que sustituyó a Núñez para representarle, Raúl Maíllo, ha destacado también que el exa bogado de Podemos no ha presentando ninguna prueba y ha asegurado que, informa Efe, ni siquiera se ha atrevido a afirmar en primera persona que el caso Dina fue un montaje de la cúpula del partido, sino que se ha limitado a decir que eso fue lo que le comentaron, sin precisar quién se lo dijo.

ay que señalar que Calvente fue despedido tras ser acusado por acoso sexual y laboral a Marta Flor Núñez, la abogada de la formación que desde el inicio ha estado representando a la exasesora Dina Bousselham y al líder de Podemos Pablo Iglesias en esta pieza del caso Villarejo.

A esta letrada se le ha relacionado con uno de los fiscales del caso, Ignacio Stampa, al que la Fiscalía de Madrid ha abierto diligencias para investigar si trasladó a Núñez información confidencial sobre esta causa. El fiscal jefe anticorrupción, Alejandro Luzón, ha decido sustituir él mismo a los dos fiscales del caso al frente de este interrogatorio. Las fuentes consultadas por Efe, el motivo de que Luzón haya decidido sustituir, solo este jueves, a los dos fiscales, se debe a las implicaciones que puede tener la declaración del exabogado de Podemos.