El independentismo se ceba con Amparo, la camarera del Parlament que habló en español en TV3

Pese a llevar once años trabajando en la cafetería de la Institución, los radicales separatistas exigían “que la echen ya”

«Llevo aquí en el restaurante del Parlament pues desde hace 11 años, desde el 2009, sirviendo los desayunos, comidas, incluso cenas cuando ha habido plenos que han durado hasta la madrugada». La que habla es Amparo Izquierdo, una camarera del Parlament, que accedió a intervenir en un programa de TV3 y cometió el peor de los delitos, a juicio de los independentistas catalanes, hablar en castellano. Y es que nada polémico se desprende de las declaraciones de Amparo más allá de que las hiciera en español. Las redes sociales se cebaron con ella: “Que la echen a la calle”, pedían los separatistas.

José Montilla, Artur Mas, Carles Puigdemont, Quim Torra... todos ellos han convivido con Amparo en el hemiciclo y nunca ha recibido llamadaº de atención alguna, ya que es bilingüe y habla catalán y español sin problema, ya que nación en Cuenca pero lleva más de una década en Cataluña. Su único delito fue atender a las cámaras de TV3 en un programa de televisión dedicado al 40 aniversario de la institución y hacerlo en castellano. Las redes no perdonan y los separatistas, menos:. “¿Cómo cojones lograremos la independencia si ni siquiera somos capaces de exigir un A1 básico de la lengua propia del país?”.

Amparo, amable en todo momento, recordó aquel 15 de junio en el que miles de manifestantes del 15-M se concentraron ante el Parlament para protestar contra los presupuestos de Artur Mas. Así, recordaba cómo impidieron la entrada de varios diputados con empujones, insultos, agresiones y coacciones. Artur Mas y Núria de Gispert, entonces presidenta del Parlament, tuvieron que acceder a la cámara catalana en helicóptero. « Tengo compañeras que entraron con la furgoneta que traía el pan», aseguraba.

También recordó el 6 de septiembre de 2017, cuando el Parlament aprobó las leyes del referéndum y de ruptura tras el 1-O y todo lo que llegó después: “Fue un día bastante largo”.

Pero no todo han sido insultos. El diputado de ERC en el Parlament, Jordi Orobitg, calificaba de “vergüenza” los ataques a Amparo: “Discreta, educada y eficiente. Yo le he hablado siempre en catalán”. “Tanto que criticáis los fascistas españoles y actuáis igual”, sentencia el republicano.