Bildu condiciona su apoyo a Sánchez para aprobar los Presupuestos a negociar la política penitenciaria

Se reunirán la semana que viene con la vicepresidenta Carmen Calvo e instan al Ejecutivo a “apostar por el bloque que propició la moción de censura”

Bildu entra en el juego político para la negociación presupuestaria. Si hasta ahora no se había pronunciado al respecto, aunque condicionaba el baile de apoyos a las conversaciones que el Gobierno mantuviera con Ciudadanos, ahora trata de marcar a Moncloa mostrando su disposición a ser útil en el bloque de la investidura mostrando su disposición a negociar las cuentas públicas.

Pero no será un apoyo baladí. Bildu pone como condición “solucionar la política penitenciaria y el debate terriotorial”, además de “impulsar las políticas sociales". Así lo han expuesto esta mañana en rueda de prensa el coordinador general de Bildu, Arnaldo Otegi, y la portavoz del partido en el Congreso, Mertxe Aizpirua. Se disponen a negociar los PGE y a llegar a acuerdos en base a estos tres criterios. En palabras de Otegi, deben sentarse a hablar “sobre los presupuestos de todos los ámbitos, pero en especial los de Madrid”, ha recalcado. De hecho, la próxima semana se reunirán con la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

Para Bildu en la negociación presupuestaria está en juego “si se sigue apostando por el bloque que propició la moción de censura” o si el Gobierno vira a la vía de Ciudadanos. “Estamos hablando qué dirección va a tomar el Estado español en los próximos años. Si entran o no otros agentes políticos”. Según ha explicado la portavoz, su partido se encuentra “manteniendo contactos” con el Gobierno central y habrá más contactos en esta semana. Según sus palabras, en la conversación telemática con Pedro Sánchez se fijaron “los grandes rasgos” de los presupuestos que “van a depender mucho de los fondos europeos”.