Vox elige el “cinturón rojo” de Madrid para presentar el sindicato Solidaridad que liderará Rodrigo Alonso

El diputado por Almeria será quien lo abandere y apuesta por barrer las viejas organizaciones vinculadas al poder, a las agendas ideológicas y a la imposición separatista

El sindicato Solidaridad, que impulsa Vox, ha hecho su presentación oficial en el “cinturón rojo” de Madrid, en concreto en un polígono industrial de Coslada.

Aunque en un principio se especuló con que el sindicato podría liderarlo una mujer, finalmente será el diputado autónomico andaluz, Rodrigo Alonso su principal representante. Natural de Antas, Almería, es licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de Granada. Empresario de telecomunicaciones y marketing digital. Padre de dos niños. El portavoz y secretario general del nuevo sindicato ha cargado contra los sindicatos tradicionales a quienes acusó de “enriquecerse con el dinero de los parados y gastárselo en burdeles". Los promotores han lanzado un manifiesto y 12 medidas sobre las que se sustentará dicho sindicato y animan afiliarse.

El líder de Vox, Santiago Abascal participó en la presentación del sindicato y calificó el acto de “histórico para España” al tiempo que se mostró convencido de que “dará mucho que hablar en los próximos meses y años”. El presidente de Vox está seguro de que Solidaridad “va a cambiar el rumbo sindical en lo que tiene que ver con la defensa de los derechos de los trabajadores en España”.

Fue el propio líder de Vox quien anunció, durante la campaña gallega, en Santiago de Compostela, que el partido iba a impulsar un sindicato que llega para “defender de verdad a los españoles”.

El origen de dicho sindicato, presentado esta tarde en el municipio madrileño de Coslada, en el denominado “cinturón rojo” está, según explicó en su día Vox, en las personas que acudían a los actos del partido y, en la necesidad, “ante la traición de unos sindicatos vendidos a los partidos políticos, a la agenda global que no se interesa por sus derechos”. A modo de ejemplo puso el de una UGT en Barcelona a la que le interesa más pedir el indulto de Bassa que el problema que causa a los trabajadores la deslocalización de Nissan-. El propio Abascal defendió cuando lo anunció que “hay que proteger a los trabajadores porque los sindicatos ideológicos, subvencionados y corruptos les han traicionado, mientras desmantelan nuestras industrias”.

Solidaridad, según indica la organización, hará frente “a los sindicatos vendidos al poder e instalados en el pesebre estatal". Se erige como el único sindicato que representará a los trabajadores españoles. Según el sindicato, barrerá con las viejas organizaciones vinculadas al poder, a las agendas ideológicas y a la imposición separatista. Frente a ello, se hará oposición con un sindicato real, preocupado por los intereses de los trabajadores españoles frente a la indiferencia de la izquierda y la amenaza de las élites oligárquicas.

Una cuota de 5 euros

El sindicato cuenta con una cuota general de 5 euros al mes para aquellos trabajadores que estén en activo y no se encuentren afectados por situación de ERTE ni otras situaciones de precariedad laboral y por otro lado hay una “cuota reducida" de 3 euros al mes para “parados, empleados en ERTE, personas con minusvalía reconocida, estudiantes, jubilados o trabajadores que tengan familia numerosa”. El sindicato ya cuenta con su propia página web www.sindicatosolidaridad.es donde uno de los principales destacados es el apartado de “afiliación”.