Los socios de Chivite no condenan los disturbios contra las Fuerzas de Seguridad en Alsasua

PSN, Navarra Suma, Podemos y Geroa Bai rechazan “cualquier expresión violenta” como la sucedida la madrugada del domingo en la localidad navarra, donde 300 manifestantes lanzaron piedras y botellas a la Policía Municipal, foral y a la Guardia Civil

El parlamento de Navarra ha aprobado esta mañana sin EH Bildu -socio preferente de la presidenta foral, María Chivite y a quien le debe su apoyo en la investidura,- una declaración institucional en la que rechazan los disturbios sucedidos en la madrugada del domingo en Alsasua contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, un altercado que se saldó con cerca de 300 manifestantes que lanzaron piedras, botellas, mesas y sillas a la policía municipal, foral y a la Guardia Civil, que trataba de dispersar un macrobotellón ilegal en el centro de la localidad de Alsasua.

El PSN-PSOE, Podemos y Geroa Bai han unido sus firmas para condenar los disturbios sucedidos “así como cualquier expresión violenta similar que provoque daños materiales y personales" y Navarra Suma también ha votado a favor de esa condena. Además, reiteran “un llamamiento a la responsabilidad individual al conjunto de la ciudadanía para respetar las medidas sanitarias que se van dictando por las autoridades para hacer frente a la pandemia de la Covid y a la grave crisis sanitaria que estamos viviendo”.

A pesar de que la declaración aprobada cuenta con el aval mayoritario del parlamento regional, EH Bildu, socio preferente de María Chivite ha rechazado condenar lo ocurrido. Unos hechos que se vinculan a grupos radicales y que coinciden en el tiempo con la celebración -hace dos semanas- del “Ospe Eguna”, donde una vez más la izquierda abertzale volvió a manifestarse contra la Benemérita, a la que insultó y pidió su salida de Navarra.