Estas son las 12 medidas del sindicato Solidaridad que impulsa Vox

Apuesta por una subida del salario mínimo interprofesional, fin de las subvenciones sindicales o limitar la inmigración a las necesidades reales del mercado laboral

El sindicato que impulsa Vox, Solidaridad, y que liderará Rodrigo Alonso, arranca su andadura con doce medidas sobre las que se sustentará.

En su página web destacan, sobre fondo verde y junto a una bandera de España, el acceso para afiliarse y para contactar con ellos. En su principio fundacional, indican que nacen para defender a los trabajadores españoles “de verdad”. En su manifiesto, destacan que surge “para desarrollar una economía al servicio de los españoles y no los españoles al servicio de los mecanismos y poderes financieros".

En doce puntos, se resumen los pilares por los que abogará dicho sindicato y en el que apuesta por “proteger y defender a los trabajadores de España y liberarlos de los sindicatos corruptos y explotadores”. También recoge su apoyo a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) “que garantice el derecho a una vida digna de los trabajadores”. En dicho texto, contempla una de las propuestas que Vox más ha reiterado en el Congreso: "En situaciones excepcionales, como la que vivimos por la crisis de la Covid-19, “el Gobierno debe hacerse cargo del 100% de todos aquellos trabajadores y autónomos a los que el Ejecutivo impida desarrollar su trabajo”.

Limitar la inmigración

Fija la prioridad en los trabajadores ya residentes en España para el acceso a puestos de trabajo, “limitando la inmigración a las necesidades reales del mercado laboral” y a la adaptación cultural del inmigrante. Además, propone facilitar la repatriación para aquellos inmigrantes que no encuentren empleo. También apuesta por el fin de la inmigración ilegal promovida por el Gobierno junto a determinadas ONG y a los poderosos que son "cómplices y que favorecen la inseguridad, la economía sumergida y el empleo precario.

Solidaridad quiere el retorno del talento de aquellos españoles que se vieron obligados a emigrar, así como una reindustrialización de España y relocalización en el territorio nacional. Contempla en sus medidas en “poner fin a las subvenciones a organizaciones patronales o sindicales” con el fin de que los impuestos de los trabajadores no sirvan para pagar a los sindicatos. Además, exige el cumplimiento del mandato constitucional en su artículo 28.2 por el cual se desarrolle la Ley de Huelga y reconozca los derechos de los trabajadores a la huelga y el modo en que debe ejercerse dicho derecho.

Fiscalizar y control de los liberados sindicales y que sea obligatoria su incorporación en situaciones de emergencia nacional.

El sindicato también recoge la importancia de “garantizar las condiciones necesarias para que los trabajadores puedan formar una familia”.