Fletan autobuses para ir a protestar junto chalet de Iglesias en Galapagar

La Guardia Civil les enuncia por manifestación no autorizada, desobediencia y no respetar las medidas sanitarias del Covid

imagen de archivo de una actuación de la Guardia Civil en GalapagarJoaquin CorcheroEuropa Press

Los agentes, de la Guardia Civil y la Policía Nacional, encargados de la vigilancia del chalet que el vicepresidente Pablo Iglesias tiene en Galapagar se toparon el pasado sábado con la novedad de la aparición de un autobús en el que habían viajado unas treinta personas para protestar frente a la citada finca.

Según han informado a LA RAZÓN fuentes solventes, las protestas, con escasa asistencia, tienen lugar todas las tardes y con los mismos procedimientos, de megáfonos, banderas, gritos, etcétera. Los que no hacen caso de las indicaciones de los agentes, son denunciados por desobediencia.

En el caso del autobús del pasado sábado, a las personas que llegaron en el autobús se sumaron otras 20, que habían llegado en coche, y organizaron la protesta. Se dividieron en grupos y fueron hasta la casa de los Iglesias-Montero con banderas, pancartas y algún megáfono.

La Guardia Civil se les denunció por manifestación no autorizada, desobediencia y no cumplir medidas sanitarias de COVID.