Cae una red criminal que introducía cocaína en contenedores de fruta con destino a Holanda

La Audiencia Nacional coordina la operación en España, en la que han participado 250 agentes y se ha detenido a ocho personas en la Costa del Sol y Alicante

Una macroperación policial desarrollada al unísono en España, Bélgica, Holanda Hungría y Eslovaquia coordinada por Eurojust ha permitido la desarticulación de una supuesta organización criminal de narcotraficantes que introducía en puertos de nuestro país cocaína camuflada en contenedores de fruta que distribuía posteriormente por diferentes países de Europa, fundamentalmente Holanda.

En la operación -en la que han participado casi un millar de policías, 250 de ellos en España- se ha detenido a 14 personas, ocho de ellas en la Costa del Sol (Málaga) y Alicante, donde los agentes han registrado viviendas y locales vinculados a los detenidos, según confirmaron fuentes jurídicas.

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, María Tardón, ha coordinado en España el despliegue policial desarrollado bajo la batuta de la agencia de la Unión Europea encargada de la cooperación judicial entre los países miembros.

Veintidós coches y 400.000 euros en joyas

Los registros se han llevado a cabo en las localidades malacitanas de Mijas, Benalmádena y Torremolinos, donde los agentes han decomisado 70.000 euros en efectivo, 22 vehículos, tres motocicletas y una embarcación (valorados en 3,6 millones de euros) y joyas por valor de 400.000 euros. En la operación también se han intervenido, según la Policía, cinco armas cortas simuladas varios cargadores y un chaleco balístico.

La magistrada, que investiga desde 2017 -a instancias de la Fiscalía Antidroga- esta causa declarada secreta, atribuye a los arrestados, la mayoría de nacionalidad holandesa, delitos de tráfico de drogas y blanqueo de capitales en el seno de una organización criminal. La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones, según fuentes policiales.

La investigación se inició en torno a una organización dedicada a la importación de importantes cantidades de cocaína, procedente de Suramérica, que introducían en España por medio de contenedores de fruta para después transportarla al resto de Europa, principalmente a Holanda, de donde son naturales los jefes del grupo criminal, que habría obtenido así grandes cantidades de dinero de origen ilícito.

A lo largo de la instrucción desarrollada en distintos países se han creado equipos conjuntos de investigación coordinados por Eurojust, que han mantenido sucesivas reuniones con el fin de perfilar las actuaciones que han culminado con esta operación policial conjunta.