Cs advierte a Calvo de que para los PGE es “o ERC y Bildu, o nosotros”

Bal asegura que los independentistas condicionarían las cuentas a condiciones “interolerables” . “Sería inadmisible que el Gobierno se pusiera de rodillas”, subrayó.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo se ha reunido con una representación de Ciudadanos en la ronda de contactos para la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Para Moncloa, la formación naranja es una de las ecuaciones posibles que contempla para sacar adelante las cuentas públicas.

El portavoz de Cs, Edmundo Bal, indicó en rueda de prensa posterior al encuentro, que la reunión se había producido en un ambiente de “normalidad”, siguiendo “los canales establecidos durante las negociaciones del estado de alarma”, por lo que la relación se mantiene en los términos de “lealtad”.

No se habló de “matemáticas”, ni tampoco de la aritmética para sacar las cuentas públicas adelante, pero Ciudadanos le pidió a la vicepresidenta que presenten ya “papeles” y presente de alguna forma los “presupuestos en sociedad”.

Hasta en dos ocasiones los representantes de Cs explicaron a la vicepresidenta del Gobierno, que no puede haber unos Presupuestos donde se mezclen las dos vías", la de los de Arrimadas con los independentistas y Batasunos porque, indicó, “es una cuestión de lógica”. Subrayó “cómo alguien va a pensar que Cs va a estar en las condiciones que pone ERC para negociar esos PGE y consideró que “la vicepresidenta ha entendido que son unos u otros”. Bal subraya que su formación está convencida de que Esquerra no quieren el bien de España y dijo que “condicionarían” los PGE a una serie de concesiones “intolerables” y, por tanto, “sería inadmisible que el Gobierno de España se pusiera de rodillas ante independentistas y catalanes”.

A la formación naranja “no le importa” lo que hagan otros grupos parlamentarios. Los de Arrimadas apuestan por unos presupuestos “sensatos, pragmáticos, razonables y lleno de soluciones” para los ciudadanos, “intentando encontrar el más amplio consenso”. Esa es la condición que pide la formación naranja y, si eso ocurre, "a nosotros nos dará igual lo que hagan el resto de los partidos. Sin embargo, con una ERC está convencido de que no se puede pactar unos presupuestos “sensatos” para los españoles porque lo que quieren, al igual que Bildu, “es el reconocimiento de sus prebendas políticas”.

Sobre las impresiones que se ha llevado de la reunión, Edmundo Bal, indicó que el Ejecutivo “tiene claro el mensaje” que desde Cs les han trasladado y esperan que las cuentas públicas sean una herramienta “igualitaria” para todo el territorio nacional. "Sería bueno que el Gobierno entendiera que debe firmar los PGE con nosotros”, concluyó.