Interior acerca al País Vasco al “teórico” de ETA y a la asesina de Ernest Lluch

La AVT denuncia que se trata de un capítulo más de la cesión a EhBildu

El que fuera uno de responsables “teóricos” de ETA, de su “aparato político”, Jesús Arcauz Arana, “Josu de Mondragón”, ha sido trasladado desde la cárcel de Murcia a la de Valladolid. Lierni Armendaritz, condenada por el asesinato del socialista Ernest Lluch y de un concejal del PP, ha pasado a El Dueso (Cantabria) desde A Lama, en La Coruña.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha acordado el traslado de otros tres reclusos de la banda terrorista a cárceles del País Vasco o próximas para que estén más próximos a sus familiares.

Instituciones Penitenciarios ha informado este viernes de los traslados de Juan Carlos Herrador (a El Dueso), Unai Fano (a Bilbao), y Gorka Loran  (a Valladolid).

Jesús Arcauz, “Josu de Mondragón”, fue detenido en Francia en 1991 y tras cumplir condena en ese país fue entregado a España, donde ingresó en prisión en enero de 1997 y cumple condena de 30 años por atentados, homicidios frustrados, estragos y terrorismo.

Gorka Loran cumple una condena de 20 años por colaboración con banda armada, tentativa de homicidio y depósito de armas. Fue detenido por la colocación, en el día de Nochebuena de 2003, de una maleta bomba en el Intercity Irún-Madrid con la intención de que estallara en la estación de Chamartín, si bien la Policía desactivó la bomba en la estación de Burgos.

Lierni Armendaritz fue detenida en enero de 2001 y condenada como colaboradora del “comando Barcelona” de ETA. Cumple una condena de 30 años por atentado, colaboración con banda armada, asesinatos, homicidios, tenencia de armas, estragos, robo con fuerza y falsificación de documento público y cumplirá las tres cuartas partes en julio de 2023.

Juan Carlos Herrador, integrante del “comando Donosti”, desarticulado en 2007, fue condenado en 2009 a 19 años de prisión por los delitos de pertenencia a banda armada y depósitos de explosivos. Cuando fue desarticulada lacélula tenía información sobre posibles objetivos políticos y de las fuerzas de seguridad

Unai Fano Aldasoro, detenido en Francia en 2008, fue condenado a 20 años de prisión por los delitos de pertenencia a ETA y de tenencia de armas y de componentes explosivos, robo y hurto.

La Asociación de Víctimas del terrorismo (AVT) ha alertado, tras conocer la decisión de Instituciones Penitenciarias, de que el Gobierno está creando en algunas prisiones núcleos de etarras, algunos con delitos de sangre.

Lamenta que de un tiempo a esta parte se ha convertido en “tradición” que todos los viernes, Prisiones acuerde traslados y que los mismos presos etarras con delitos de sangre y que muchos de ellos sean a las mismas cárceles.

Así, denuncia que a Logroño han sido trasladados 13 presos, mientras que los centros penitenciarios de Zaragoza, Asturias y Soria han sido trasladados 9 y 7 respectivamente.

La asociación, que califica de “demoledor” el balance de traslados, un total de 68, de los que 11 cuentan con delitos de sangre, se pregunta si en la reunión del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias con EH Bildu para hablar de los presupuestos se negoció un acercamiento “masivo”.

“Exigimos al Gobierno que rompa cualquier negociación sobre presos que pueda tener con los herederos del brazo político de ETA (EH Bildu) y retome una política penitenciaria basada en la reinserción de los presos, una reinserción que para ser sincera debe de sustentarse en la colaboración con la justicia”.