Iglesias advierte de que la tarea fundamental de Podemos es acabar con la monarquía

El vicepresidente del Gobierno asegura que “muy pronto” se presentarán los presupuestos y aleja a Cs de la negociación: “Tendrán la influencia de Unidas Podemos”

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, ha reunido esta mañana ante su Consejo Ciudadano Estatal para anunciar los avances en la negociación presupuestaria en la que él como parte del Gobierno de coalición se encuentra inmerso. Una cita en la que ha anunciado que “muy pronto” el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y él presentarán conjuntamente el borrador de los Presupuestos, por lo que el documento de las cuentas públicas se encontraría ya muy avanzado.

En su discurso no ha reparado en avisar públicamente a Ciudadanos de que los Presupuestos tendrán la “influencia” de su partido y de que cuenta ya con la “disposición” de los socios de la investidura para negociar las cuentas públicas, una manera en la que también presiona al Gobierno para que rechace cualquier negociación con los de Arrimadas. “Nuestra presencia se va a notar en los próximos presupuestos”, avisó, no sin antes asegurar que había que “dejar acabar la negociación” en el seno del Gobierno, la que pilota la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales y secretario económico de Podemos, Nacho Álvarez. “Muy pronto presentaremos el borrador el presidente y yo”, avanzó Iglesias, quien vaticinó que “no gustará porque en los Presupuestos van a ser los de un gobierno en el que está Unidas Podemos”.

Un movimiento estudiado para arrinconar a Ciudadanos de la negociación que deberá darse en el Congreso. En sus palabras, “la única mayoría viable que puede sacar los Presupuestos y dar sentido a la Legislatura es la mayoría de la investidura”, dijo, para después avisar a Moncloa de que “depende del Gobierno sacarlos adelante con esta mayoría”. “Es evidente la disposición de los socios y está en nuestra mano recorrer este camino que desean de manera inequívoca nuestros votantes”, dijo.

El vicepresidente avanzó además algunas de las líneas maestras de las cuentas. Pese a la negativa inicial de introducir en los mismos reformas en materia de justicia fiscal, María Jesús Montero y Nacho Álvarez estarían avanzando en medidas económicas para cerrar un plan fiscal que no renunciaría subir impuestos a los más ricos, aunque todavía queda por ver el encaje final. Desde el sector socialista en el Gobierno se niegan a alumbrar un impuesto especial a las grandes fortunas y se mueven en el ámbito de una mayor progresividad tributaria. Según explicó el también líder de Podemos, los Presupuestos “van a incluir avances importantes en justicia fiscal”. Explicó que “ningún gobierno progresista puede permitirse no tomar medidas para corregir la desventaja de siete puntos de justicia fiscal que nos sitúa en desventaja competitiva con países de nuestro entorno”.

En este aviso, explicó que, además, el Gobierno no solo se juega la negociación presupuestaria. “Va mucho más allá de sacar adelante las cuentas públicas. Hay que tener en cuenta el momento de transformación y el resultado de los Presupuestos va a trazar las claves fundamentales de los próximos años”, dijo. “Somos consientes de la mayoría política que puede hacer avanzar a España”, reafirmó.

Su comparecencia ante los suyos también ha servido para mandar un mensaje claro de cara al corto plazo. Preparar a su partido para dar la batalla en las calles, en el Congreso y también en el Gobierno para abrir el debate de la Monarquía o República. De hecho, ha confirmado Iglesias que su tarea será la de “trabajar para avanzar hacia un horizonte republicano que profundice en la democracia española”, en sus palabras, "es una tarea fundamental de Podemos”, aseveró. De esta manera, el vicepresidente coordina a la perfección la ofensiva abierta por su grupo parlamentario en el Congreso, desde donde ya instó al Gobierno, sin éxito a que el CIS incluyera preguntas a los ciudadanos sobre su percepción sobre la Monarquía y desde donde también se presentarán más iniciativas para investigar a la Monarquía y los negocios opacos del anterior jefe del Estado.

El vicepresidente alertó de que su partido debe ser capaz de "entender el momento de crisis en el que se encuentra la Monarquía y el modelo de estado que ésta encarna. Tener la valentía y audacia de poner sobre la mesa la necesidad de que España avance hacia una nueva República, que la República llegue a la Jefatura del Estado”.