Sale “con honores” de la cárcel la etarra Ohiane Baquedano

Perteneció al “complejo Donosti” y preparó atentados contra el PP y el PSOE

La presa etarra Oihane Baquedano Maidagan abandonó ayer la prisión de Soto del Real tras cumplir una condena de 18 años. Como es habitual, fue recibida, como se aprecia en la fotografía, con banderas y pancartas relativa a la libertad de todos los presos de la banda criminal.

Fue detenida en 2002 por la Guardia Civil en el cementerio de Polloe de San Sebastián, donde tenía una cita con otro miembro del “comando Zelatun”. Llevaba una pistola Sig Sawer que intentó utilizar y su contraseña para la reunión era un CD.

Se había dedicado desde 2001 a realizar informaciones y seguimientos por encargo de la dirección etarra de concejales, alcaldes y representantes de varios partidos políticos, como el PP y el PSOE.

La célula a la que pertenecía formaba parte del “complejo Donosti”, integrado por varios grupos criminales cuyos integrantes también fueron arrestados.