El diputado de Podemos ya fue investigado por desorden público en 2017

El Supremo le encausó por un altercado con policías locales en 2006, aunque se archivó al prescribir el delito

No es la primera vez que el diputado y secretario de Organización de Unidas Podemos, Alberto Rodríguez, es investigado por el Tribunal Supremo (TS). Ya en 2017 el Alto Tribunal abrió un procedimiento contra él por un presunto delito de desórdenes públicos, en relación a un altercado con varios policías en La Laguna (Tenerife) que tuvo lugar en 2006. Un caso muy similar al que ha llevado al TS a abrirle hoy causa penal.

Los hechos tuvieron lugar en la noche de Navidad de 2006, tras ser identificado por los agentes de la Policía Local en un control de alcoholemia y drogas. Según el atestado, se produjo un “hostigamiento” por parte de Rodríguez y otro acusado hacia los policías, al tiempo que ambos “increparon a las personas que allí se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas, provocando que arrojaran botellas, vasos y otros objetos”, provocando daños en un vehículo.

Años después, en 2014, el Juzgado de lo Penal número 3 de Santa Cruz de Tenerife dictó una sentencia de conformidad respecto a dos acusados, dejando pendiente la celebración del juicio contra otras dos personas que no alcanzaron ningún acuerdo al conocerse que uno de ellos, Alberto Rodríguez, había sido elegido diputado, informa Ep. Tras la elección, se mandó testimonio al Tribunal Supremo para el enjuiciamiento del aforado. No fue hasta abril de 2018 cuando compareció ante el juez para defender que no cometió ningún delito, pues, según su versión, se limitó a defender a su hermano.

Ese mismo año, en junio, el magistrado del Tribunal Supremo Luciano Varela aceptaba la petición deRodríguez, al que se adhirió la Fiscalía, y archivó la causa, ya que había prescrito.