Cataluña y País Vasco, únicas comunidades que no han pedido rastreadores militares

Las últimas regiones en solicitar la ayuda de las Fuerzas Armadas para frenar los contagios han sido La Rioja y Extremadura

A finales del pasado mes de julio, el Ministerio de Defensa anunció que estaba formando a efectivos de las Fuerzas Armadas para ejercer como rastreadores para apoyar a las comunidades que los solicitasen y tratar así de frenar los contagios de coronavirus. Apenas un mes después, ya estaban listos 2.000 militares para desplegarse y varias comunidades, como fue el caso de Murcia, comenzaron a reclamar ese apoyo. Hoy, son ya 15 las autonomías, junto a las ciudades de Ceuta y Melilla, las que han pedido a las Fuerzas Armadas. Sólo Cataluña y País Vasco no se han pronunciado al respecto.

La última región en pedir la ayuda del Ejército ha sido Extremadura que, tal y como ha confirmado el Ministerio de Defensa. En concreto, explica que la Junta, con el visto bueno de Sanidad, ha pedido el apoyo de 100 rastreadores para tratar de contener la expansión del virus. Mientras, el pasado viernes se sumó a la lista La Rioja, que hizo una petición inicial de 30 rastreadores militares.

Junto a esto, hoy se ha completado el despliegue de los 154 uniformados en Madrid, los cuales ya están completamente operativos. En concreto, en la capital están activados 64 efectivos del Ejército de Tierra (32 del Mando de Artillería Antiaérea y 32 de la Brigada “Guadarrama” XII), 60 del Ejército del Aire (30 de la base de Torrejón y 30 de la Base de Getafe) y 30 del Cuartel General de la Armada. La pasada semana, LA RAZÓN acompañó a los rastreadores de la Brigada “Guadarrama” durante una de sus jornadas.