Marruecos abre mañana un pasillo humanitario para que vuelvan sus nacionales desde Melilla

El paso de Beni Enzar permanecerá disponible para el regreso de 800 magrebíes

Marruecos abrirá mañana, durante unas horas, a partir de las 10 de la mañana, el paso fronterizo de Beni Enzar, en Melilla, que permanece cerrado desde hace seis meses, según han informado a LA RAZÓN fuentes solventes.

Se trata de un “pasillo humanitario” para que puedan regresar a territorio marroquí los 800 nacionales de este país que quedaron atrapados en la Ciudad Autónoma, al dexcretarse el cierre fronterizo por la pandemia de coronavirus.

Una vez atraviesen la frontera, el paso será de nuevo cerrado y sólo se abrirá el próximo vierners para los que se hayan “rezagado”.

Durante este tiempo, los marroquíes han vivido en casa de familiares y amigos. Comunicaron su situación a las autoridades para que, a su vez, hicieran llegar esta circunstancia a las del país vecino.

Al entrar en Marruecos, serán sometidos a las medidas sanitarias habituales en estos casos para detectar si alguna está infestado por coronavirus".

En Ceuta, donde hay unos 1.000 marroquíes “atrapados”, no se ha anunciado aún ninguna fecha para la repatriación.