Campo sobre la ausencia del Rey en Barcelona: “Fue una decisión colegiada entre el Gobierno y Casa Real”

El ministro de Justicia asegura en el Congreso que se valoró cambiar la fecha por la proximidad del 1-O y “la mejor convivencia entre los ciudadanos”

PP y Vox interpelaron al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo sobre quién tomó la decisión de vetar al Rey en Barcelona. En reiteradas ocasiones la presidenta del Gobierno, Meritxell Batet tuvo que pedir “silencio”, pues las bancadas de PP y PSOE se revolvieron.

“Soy coherente con la pregunta que me acaba de formular”, le dijo el titular de Justicia al diputado del PP, Rojas, acusando a su grupo de “política de trinchera y el no a todo”. Recriminó al PP que no apoyen al Gobierno en la renovación de los órganos constitucionales y le espetó que son “constitucionalistas a tiempo parcial” y que, aunque no le guste el plan del Gobierno, “es el que hay”. Eso sí, le pidió esperar a la respuesta que le iba a dar al diputado de Vox.

Por su parte, el diputado de Vox, Gil Lázaro insistió en por qué el Gobierno vetó al Rey en la ceremonia judicial de Barcelona. Ante ello, el ministro de Justicia “lamentó” que “utilice al Rey como arete” y estén más preocupados de eso que de la crisis de la pandemia y dijo que su figura se tiene que emplear para “unir”. “Únanse, se han quedado fuera en la idea de una justicia para todos. Aporten”, le pidió.

“Decisión colegiada”

Campo indicó que la presencia del Rey, en cualquier acto, es una decisión “colegiada que se toma entre el Gobierno y la Casa Real" y aseguró que se valoró la proximidad de una fecha “muy concreta y delicada en una situación de convivencia compleja"-en referencia a la sentencia de inhabilitación de Quim Torra-, “la proximidad al 1-O” y “se valoró la mejor convivencia entre los ciudadanos”. Indicó que incluso “se barajó cambiar la fecha, pero no fue posible”. Con ello, se excusó asegurando que también faltó a la entrega de despachos todos los miembros de la sala del Tribunal Supremo, la consejera de justicia de Barcelona o algunos alumnos a recoger su despacho... pero, enfatizó “este ministro estuvo ahí”. En su momento, el titular de Justicia esgrimió entre las razones por las que el Rey no acudiría a la entrega de despachos la seguridad del Monarca -en referencia a las tensiones con los partidos independentistas y cuestiones concretas como la inhabilitación de Quim Torra que que estaba en vísperas-

Por su parte, Gil Lázaro tildó al titular de Justicia de tener “vergonzosos valores” y de no poder explicar la verdad. Fue el colmo del cinismo” y consideró que es “miserable” que digan que es para defender a la Corona.

“Sánchez por estar en el poder está dispuesto en hacer un traje a la medida a los golpistas. Está dispuesto a sentarse con los golpistas para hablar de autodeterminación y amnistía” y apuntó a que el veto al Rey era una petición independentista. “Eso sí es pasarse tres pueblos y no gritar viva el Rey”. Puso por ello en valor la moción de censura que representa “la voz de la calle hartos de aguantar la desvergüenza de este gobierno”.

Campo dijo que “la realidad es la que es” y le recriminó que, cuando habla de Constitución “parece solo suya”. “La diferencia es que en mi España caben ustedes, en la suya solo vosotros”.