Los familiares de los presos de ETA piden que les subvencionen los viajes

Organizan una cuestación en la que ofrecen regalos a cambio de dinero

Los familiares de los presos de ETA han organizado un “elkarfunding solidario” con el fin de que terceras personas les subvencionen los viajes para ir a los reclusos, que cumplen condena por los gravísimos delitos cometidos. Es una iniciativa más de este colectivo, que trata de presentarse como la parte perjudicada en el asunto del terrorismo, hasta el punto de convertir un golpe de chapa en un coche en un terrible accidente “fruto de la dispersión”. Desde luego, los que no sufren golpes de chapa son los las más de 850 personadas asesinadas por la banda criminal, que reposan en sus tumbas y a cuyos familiares nunca se pide perdón.

Según han explicado, el “elkarfunding” consiste “en comprar, de manera solidaria, algunos de los 14.617.304 kilómetros anuales que los familiares de las y los presos vascos presos deben recorrer para poder realizar las visitas”. "Necesitamos dinero para gasolina” es ellema de la campaña..les.

"Proponemos tres opciones para participar:

  • Compra de 130 kilómetros mediante donación de 10€ (obsequio una bolsa)
  • Compra de 190 kilómetros mediante donación de 15€ (obsequio una camiseta)
  • Compra de 260 kilómetros mediante donación de 20€ (obsequio bolsa + camiseta + colgante-llavero)".

Aprovechan la ocasión para señalar que resulta “inaplazable el traslado de presas y presos vascos a prisiones vascas, tras más de tres décadas de sufrimiento por parte de los familiares de presos políticos vascos y 16 víctimas mortales”. “Dentro, nuestros familiares están más aislados que nunca. Fuera, niños que llevan sin ver a sus padres desde el mes de febrero; personas de edad avanzada que ya no pueden afrontar nuevos impedimentos, inseguridad, nerviosismo”, subrayan.

Hay muchos niños que nacieron cuando su padre ya había sido asesinado por ETA y otros muchos que los perdieron a muy corta edad. Esos, desde luego, no tienen ocasión de ver a sus padres ni a 100, ni a 1.000 kilómetros.