Sánchez habla de “situación crítica” en Madrid y dice que las medidas aplicadas hasta ahora eran “claramente insuficientes”

Asegura que en Europa hay “preocupación” por la “utilización partidista que se está haciendo la pandemia” y advierte de que esto favorece a la “ultraderecha”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reaccionado desde Bruselas, donde participa en la reunión del Consejo Europeo, a las nuevas medidas restrictivas que se van a poner en marcha en la Comunidad de Madrid en las próximas horas. El jefe del Ejecutivo ha calificado como “crítica” y “extremadamente grave” la situación sanitaria en esta región y ha criticado que las medidas adoptadas hasta ahora han sido “claramente insuficientes”. Avalado por “el criterio de los técnicos”, Sánchez ha verbalizado por primera vez en público lo que en Moncloa venían ya semanas sosteniendo en privado, que las restricciones del Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso se quedaban cortas para conseguir doblegar la curva de contagios.

El presidente del Gobierno ha emplazado a tener en cuenta los “datos elocuentes” y “tomar en serio el tema de la pandemia”, porque “parece que hemos perdido la magnitud del desafío”. “Hay que tomar medidas más drásticas”, ha defendido, asegurando que el objetivo del Gobierno es “salvar vidas” y no intervenir las competencias de ninguna comunidad autónoma. “El Gobierno quiere ayudar y colaborar no imponer ni juzgar”, ha recordado, enarbolando el título VIII de la Constitución.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que en Europa le han trasladado su preocupación por la “utilización partidista que se está haciendo de la pandemia”, una utilización sobre la que Sánchez ha advertido de que solo sirve para “polarizar y confrontar" y que fomenta la “antipolítica”. “Esto solo favorece a la ultraderecha”, ha sostenido. Sánchez ha evitado pronunciarse sobre el recurso que ha interpuesto la Comunidad de Madrid a las medidas adoptadas por el Consejo Interterritorial de Salud, pero sí ha querido resaltar que los “ciudadanos están incrédulos y estupefactos” ante los debates que se están produciendo entre sus responsables públicos.