El etarra Iñaki Bilbao continúa la huelga de hambre en la cárcel de Puerto III

El terrorista, que rechaza ser trasladado a un hospital, es sometido a controles médicos diarios

El preso etarra Iñaki Bilbao, “Txikito”, continúa, después de 23 días, la huelga de hambre que inició, según dice la asociación a la que pertenece, ATA (disidentes de ETA), para lograr la independencia y el socialismo en el País Vasco.

Por orden de la Audiencia Nacional fue trasladado días pasados a un centro hospitalario, pero, tal y como adelantó LA RAZÓN, pidió el alta voluntaria y en la actualidad se encuentra en la enfermería de la cárcel, en el Puerto de Santa María III.

Diariamente, según fuentes penitenciarias, es sometido a controles médicos para conocer su estado de salud y tomar las decisiones oportunas.

Bilbao es un sujeto conflictivo, que se ha empeñado en esta huelga de hambre después del esperpento protagonizado por otro preso del mismo grupo, Patxi Ruiz, que no tuvo empeño en reconocer que volvía a comer porque, de no hacerlo, sería perjudicial para su salud.

Ambos individuos cumplen condena por haber asesinado a concejales; Bilbao, al socialista Juan Priede; y Ruiz, a Tomás Caballero, UPN.

Al informar este periódico de que la voluntad de “Txikito" era llevar su huelga de hambre hasta el final, no fueron pocos los comentarios en las redes sociales en los que se le animaba a cumplir su palabra.