Violación grupal en Valencia con una quincena de implicados

Hay hasta ahora cuatro detenidos por la agresión sexual a una joven de 14 años

Otra vez una «manada» que agrede sexualmente a una joven. Esta vez ocurrió en la madrugada del sábado 26 de septiembre durante una fiesta de cumpleaños que celebró un grupo numeroso de jóvenes en un paraje cercano al casco urbano de l’Olleria, una población de la comarca valenciana de La Vall d’Albaida. Una adolescente de 14 años denunció que fue víctima de una agresión sexual en grupo en la que al parecer participaron alrededor de una quincena de jóvenes.

Esa noche corrió el alcohol en abundancia, además de sustancias estupefacientes que habrían anulado la voluntad de la adolescente, según manifestó uno de los implicados cuando fue interrogado por la Guardia Civil.

Algunos de los detenidos reconocieron que mantuvieron relaciones sexuales con la menor, aunque dijeron que habían sido consentidas, mientras que otros negaron haber forzado a la joven y solo admitieron haber presenciado los hechos.

Se trata de jóvenes de origen búlgaro residentes en varias localidades de la comarca del Valle de Albaida, que se juntaban de manera habitual.

El juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de Ontinyent (Valencia), en funciones de guardia, acordó en la noche del sábado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de cuatro de los seis detenidos. Están siendo investigados en una causa abierta por un presunto delito de agresión sexual, abuso sexual contra la menor y omisión del deber de impedir delitos, sin perjuicio de ulterior calificación.

El titular del juzgado ha decretado el secreto de las actuaciones, según han informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

Los otros dos detenidos el pasado viernes son un menor de edad que podría ser pareja de la víctima y que ha pasado a disposición de la Fiscalía de Menores, mientras que el sexto quedó en libertad con cargos tras prestar declaración ante la Guardia Civil, que investiga los hechos, según fuentes cercanas al caso. Los agentes encargados de la investigación creen que no participó en la agresión sexual, pero la presenció y no socorrió a la víctima. Se investiga si incluso pudo haber grabado la violación.

De acuerdo con la denuncia de la joven, que declaró al igual que una amiga este sábado ante el juez que instruye la causa, en la agresión sexual habrían estado presentes entre quince o veinte chicos en total. Por ellos, la Guardia Civil busca a otros seis jóvenes por su presunta implicación en los hechos.

En las puertas de los juzgados de Ontinyent se concentraron este sábado decenas de personas que increparon a los detenidos con gritos de «cadena perpetua» e insultos cuando eran trasladados al juzgado para su declaración ante el juez, lo que llevó a la intervención de agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, informa Efe.

A la protesta se sumaron también colectivos feministas, con pancartas con los lemas: «Si toques a una ens toques a totes» («Si tocas a una nos tocas a todas») y «Ens volem vives i amb vides dignes» («Nos queremos vivas y con vidas dignas»).