Todos los ataques de Sánchez al Rey

Desde que accedió al poder, el líder socialista ha ido hilvanando un largo rosario de errores protocolarios y de incómodos precedentes en su relación con la Jefatura del Estado

Veto en la entrega de despachos a nuevos jueces en Barcelona

Sin duda el más grave de los desplantes en los que ha incurrido el presidente del Gobierno es negarse a refrendar la presencia del Rey en la entrega de despachos a los nueves jueves en Barcelona, algo que no había ocurrido desde la Transición. No contribuyó a calmar las cosas el hecho de que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, apuntara a la conveniencia de esta decisión para “favorecer la convivencia” como si el Rey fuera un problema para ella y no, precisamente, el mejor garante de la misma.

Formación de gobierno en Cuba

El anuncio del pacto con Unidos Podemos y la consecuente formación de Gobierno pilló al Jefe de Estado en un polémico Viaje de Estado a Cuba. Fue comentado ampliamente el desplante que supone orillar el papel que la Constitución reconoce al Monarca en la formación de Gobierno.

Lista de ministros por teléfono

El presidente del Gobierno no tiene obligación de informar al Rey presencialmente de la composición de su gabinete antes de que se produzcan las promesas de sus cargos, basta que lo haga aunque sea por teléfono. Sin embargo siempre había sido así como una muestra de deferencia y respeto al papel del Jefe de Estado. Esta tradición no escrita fue obviada por Pedro Sánchez al formar el primer Gobierno de coalición de nuestra democracia en 2019.

Cumbre del clima

El afán de protagonismo de Pedro Sánchez provocó que el Rey no visitara Ifema durante la Cumbre Mundial del Clima en diciembre de 2019. El líder socialista ofició de “Jefe de Estado” al tiempo que Felipe VI se limitaba a recibir a los líderes internacionales en Zarzuela.

Ausencia en Davos

En enero de 2020, Pedro Sánchez quiso brillar con luz propia en la Cumbre de Davos. El presidente español acudió solo a una cita en la que estuvieron presentes representantes de todas las monarquías europeas.

Besamanos en el palacio real

Pedro Sánchez y su esposa se quedaron junto a los Reyes en el besamanos del Palacio Real previo a la recepción del 12 de octubre. Zarzuela maquilló el garrafal error del presidente al día siguiente al precisar que Sánchez, y su esposa, Begoña Gómez, siguieron las instrucciones que se les facilitó en la recepción del Palacio Real, que fueron las de “permanecer” con los Reyes “hasta que los siguientes invitados llegaran a las inmediaciones” del Salón del Trono.

Homenaje laico a las víctimas del Covid

En las invitaciones al homenaje laico en honor a las víctimas que envió Moncloa el presidente del Gobierno aparecía por encima del Rey en una transgresión de la etiqueta en este tipo de comunicaciones. Algunos días antes, Sánchez se había ausentado del funeral religioso que tuvo lugar en la catedral de la Almudena.

Ausencia en la recepción al cuerpo diplomático

El presidente se ausentó durante la recepción anual al cuerpo diplomático que tuvo lugar el pasado mes de febrero en el Palacio Real. Se trata de un evento en el que el Rey ejerce las labores de máxima representación internacional que le otorga la constitución y al que la presencia del jefe de Gobierno ha sido una constante durante la democracia.

50 minutos de espera en Marivent

Felipe VI tuvo que esperar durante 50 a que el presidente del Gobierno acudiera al palacio de Marivent para su tradicional despacho de verano poco después de la moción de censura que supuso su llegada al poder.