Corinna deja caer que el Rey emérito podría tener una fortuna de hasta 2.300 millones de dólares

La princesa alemana acusa a los administradores de Juan Carlos I de “transferir grandes sumas de dinero de Suiza a Madrid”

En vídeo y en inglés. Así regresaba hoy Corinna Sayn Wittgenstein a la vida pública española. Sus palabras contra el Rey emérito y sus acusaciones se reiteran en pleno proceso judicial y parece no tener miedo alguna a las consecuencias de sus palabras. Ha sido en una entrevista en OKDIARIO, donde la princesa alemana ha arremetido contra Juan Carlos I: “El New York Times estima su fortuna total en 2.300 millones de dólares. Forbes la ha estimado en torno a 1.200 millones de euros”, asegura mientras deja caer que si bien no está segura de ello “son publicaciones bastante serias y que basan sus estimaciones en investigaciones bastante exhaustivas, así que no soy quién para contradecirlas”.

Un bombardeo continuo de informaciones y acusaciones de las que no se salva nadie. Su visión de nuestro país deja mucho que desear: “España para mí fue toda una sorpresa, porque es casi como una oligarquía. Hay quizá unas cien personas que controlan el país entero, y todos están estrechamente involucrados los unos con los otros de algún modo”. Según narra Corinna en esta entrevista, ahora mismo todo el centro de atención se ha puesto en una cantidad, en una transacción y, su juicio, esto es “muy conveniente porque la gente olvida cuánto más puede haber aún por descubrir”. Y se muestra tajante: «Los administradores del Rey transfirieron grandes sumas de dinero de Suiza a Madrid".

Pero en la entrevista, Corinna Larsen tiene palabras también para Felipe VI. “No puedo decir nada sobre si tiene cuentas offshore”, asegura en clara alusión al Rey de España, sin embargo, lejos de quedarse ahí, extiende la sombra de la duda al vincularle con su padre: “Felipe no puede decir que no tiene nada que ver con ello si te has beneficiado de ello toda tu vida. Así que pienso que ahí reside el problema”.

Sobre la polémica máquina de contar dinero del Rey emérito, estas son sus palabras: “La vi. La vi en Palacio, en la Sala de Tesorería, creo que en torno a 2006 si no recuerdo mal. Era asombroso. Me quedé boquiabierta”. Servía para contar dinero, grandes cantidades, “cash”, como así lo define Corinna, y que tenía como destino Suiza y que llegaba a través de “jets privados o vuelos comerciales”, según ha tenido constancia.