El Gobierno trata de zanjar la crisis con Zarzuela y asegura la “absoluta normalidad” entre Moncloa y Casa Real

Acusa al PP de querer “patrimonializar en exclusiva” la defensa de la Monarquía y le llama a desbloquear la renovación del CGPJ

El Gobierno trata de cerrar la herida abierta con Zarzuela tras la polémica por el veto a que el Rey acudiera la semana pasada a la entrega de los despachos de jueces en Barcelona. A pesar de que la parte morada en el Gobierno continúe presionando en su ofensiva contra la Monarquía.

Un paso en este sentido se dio ayer, cuando el Gobierno anunciaba que el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez y el Rey Felipe VI participarían esta semana juntos en dos actos -la reunión anual del Patronato del Instituto Cervantes y el acto de entrega de los premios BENEW en Barcelona-. Hoy, el Gobierno ha seguido la misma senda y en rueda de prensa desde Moncloa tras el Consejo de Ministros ha defendido que hay “una absoluta normalidad en las relaciones entre Moncloa y la Casa Real". Además, después de las críticas vertidas por la oposición tras el “veto” al Rey en Barcelona, el Ejecutivo ha querido dejar clara su posición de defensa a la Monarquía, a pesar de que la pasada semana Pedro Sánchez evitara explicitarla en su intervención en la sesión de control en el Congreso. “Defenderemos la Monarquía como siempre y el viaje conjunto a Barcelona de este viernes es una muestra de ello”.

De esta manera, la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha tratado de zanjar cualquier polémica sobre el motivo por el que esta semana el Rey sí acuda a Barcelona, y la semana pasada no. La también ministra de Hacienda ha criticado en este puntos a partidos del bloque de la derecha, como el PP por, a su juicio, utilizar la figura del Rey para hacer política. “Hay que dejar de utilizar la figura del jefe del Estado para hacer política". Según el Gobierno, “flaco favor se le hace a la Monarquía cuando algunas formaciones tratan de patrimonializar en exclusiva” la Monarquía. Ha acusado también a los populares de querer “provocar el desgaste” en el ámbito político.

La portavoz del Gobierno ha aprovechado este argumento para asegurar que les parece “fundamental” que quienes “arrogan la Constitución, la cumplan de la A a la Z, no sólo en aquellos artículos que le interesan”, en relación a la renovación del Consejo General del Poder Judicial que todavía está bloqueada. “No hay excusa para no cumplir con el mandato constitucional como hace el Partido Popular. Esta situación no es tolerable y tiene que cambiar su actitud”, ha asegurado Montero.

Respecto a una posible reforma legal para llevar a cabo la renovación del CGPJ sin el aval del Partido Popular, Montero ha explicado que el “Gobierno está estudiando todas las opciones para evitar bloqueos como el que está provocando el Partido Popular, incluso reformas legales. La Comisión Europea nos ha afeado esta cuestión. El compromiso del Gobierno es firme para salir del bloqueo”, ha puntualizado.