¿Qué dice la reforma de la ley del aborto del 2015 que quiere derogar Irene Montero?

Irene Montero quiere derogar esta reforma que obliga a tener “el consentimiento expreso de los titulares de la patria potestad” para el aborto en menores de edad

La Ministra de Igualdad, Irene Montero, ha anunciado este miércoles la intención del Gobierno de modificar la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, comúnmente conocida como ley del aborto, para derogar la reforma que impulsó el PP en 2015, la Ley Orgánica 11/2015, de 21 de septiembre, para reforzar la protección de las menores y mujeres con capacidad modificada judicialmente en la interrupción voluntaria del embarazo.

La reforma de la ley del aborto del 2015 dice que las mujeres menores de 16 y 17 años que quieran abortar deben tener el consentimiento de sus representantes legales (padre, madre o tutor): “Esta Ley Orgánica suprime la posibilidad de que las menores de edad puedan prestar el consentimiento por sí solas, sin informar siquiera a sus progenitores. De este modo, para la interrupción voluntaria del embarazo de las menores de edad será preciso, además de la manifestación de su voluntad, el consentimiento expreso de los titulares de la patria potestad”, afirma la ley.

Esta ley entiende que las menores de edad deben recibir este consentimiento porque “es fundamental para situaciones de vital importancia e impacto futuro, como es la interrupción voluntaria del embarazo. No se trata únicamente de la protección de la menor, sino que su cuidado comprende el núcleo esencial de todas esas figuras jurídicas; y así lo fija el Código Civil, tanto en el artículo 154, estableciendo que entre los deberes y facultades del ejercicio de la patria potestad está el de «velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral», como en el artículo 269, que dispone que «el tutor está obligado a velar por el tutelado», y, en particular, «a educar al menor y procurarle una formación integral»”.

Por tanto, continua la ley, “la modificación contemplada en la Ley Orgánica 2/2010 impide a los progenitores y tutores cumplir con la obligación recogida en el Código Civil, privando a las menores de la protección que el mismo texto legislativo reconoce, de poder contar, en un momento crucial y complicado de su vida, con la asistencia de quienes ejercen su patria potestad”.

Según ha explicado Irene Montero en una comisión en el Consejo de Ministros, la derogación de la reforma de la ley del aborto del 2015 quiere llevarla a cabo el Gobierno para que “las mujeres puedan decidir sobre sus cuerpos”, según ha explicado Irene Montero, y “para asegurarse” de que hacen “todo lo posible por mejorar la salud sexual de toda la ciudadanía”, garantizando el mejor acceso el mejor acceso posible a la anticoncepción, a sus formas más novedosas y a una educación sexual efectiva". Cabe destacar que la ministra no ha explicitado fechas o procedimientos para llevar a cabo esta derogación.