Iglesias acudirá al 12-0 con el Rey tras su ofensiva republicana

Acorde a su posición institucional, el vicepresidente acudirá a los actos que se celebrarán este lunes. Como líder de Podemos, cuando estaba en la oposición, siempre ha rechazado la invitación argumentando que “no hay nada que celebrar”

Será la primera vez que Pablo Iglesias acuda a los actos conmemoratorios de la Fiesta Nacional del 12 de octubre. Lo hará en condición de vicepresidente segundo del Gobierno y será también la primera vez que el también líder de Podemos acuda a un acto presidido por el Rey Felipe VI después de que él y el resto de ministros morados en la coalición de Gobierno acusaran de manera explícita al Rey por “maniobrar” contra el Gobierno y por su falta de neutralidad política.

Su presencia allí se enmarca dentro de su posición institucional y difiere de su comportamiento en años anteriores, cuando los dirigentes morados de primera línea -cuando estaban en la oposición- rechazaban las invitaciones que llegaban desde la Casa Real desde el año 2015.

Los morados siempre han entendido que en el día de la Fiesta de la Hispanidad “no hay nada que celebrar” al considerar que se celebra el aniversario del «genocidio» de la conquista de América. Argumentaban, además, que defendían esa decisión porque su papel, en ese día “era estar con la gente” trabajando “por la defensa de los derechos y la justicia social en este país” y no en celebraciones “comiendo canapés”.

A pesar de la bandera republicana de Iglesias, acudir a la Fiesta de la Hispanidad, corresponde a una de sus obligaciones por su cargo institucional como vicepresidente segundo del Gobierno. A pesar de las banderas que separan a Iglesias de la Corona, el vicepresidente nunca ha negado tener una relación cordial con el jefe del Estado y de admiración intelectual. Lo que es innegable, es su condición republicana y el horizonte que su partido quiere abrir en un corto-medio plazo. Aunque, hoy por hoy, son conscientes de que no existe consenso parlamentario para abrir ese melón. Desde Unidas Podemos tratan de marcar ese perfil y llevan ese plan al Congreso de los Diputados, desde donde han lanzado varias iniciativas en ese sentido, como plantear que el CIS vuelva a preguntar por la Monarquía, o -en los próximos días- tratar de que los discursos del Rey sean autorizados primeros por el Gobierno.

El evento de este lunes será un “acto militar reducido” preparado por el ministerio de Defensa y la Casa Real que tendrá lugar en el patio de la Armería del Palacio Real. El Día de la Fiesta de la Hispanidad no desfilarán uniformados ni blindados por las calles y el Rey no ofrecerá una recepción en Palacio con el tradicional besamanos.