Rifirrafe entre ministras: Irene Montero defiende un “horizonte republicano” y la portavoz la desautoriza

La ministra de Igualdad ve evidente “un debate social sobre la utilidad de la Monarquía” y la ministra de Hacienda recuerda que la posición de Moncloa es defender la Corona

De nuevo, el Gobierno de coalición ha mostrado públicamente las dos almas que conviven en Moncloa. Justo un día después de que los ministros de Unidas Podemos acudieran por primera vez al 12 de octubre con la Familia Real -donde no dudaron en exhibir sus reivindicaciones republicanas- la ministra de Igualdad Irene Montero, ha elevado desde la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros esa misma bandera.

Sentada a la izquierda de la ministra portavoz María Jesús Montero, la titular de Igualdad ha abogado porque el Gobierno “debe ser sensible” al debate que a su juicio se está produciendo en la sociedad sobre la Monarquía.

Ante estos planteamientos, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda no tardó en reaccionar y mostró de manera concisa y clara la posición global del Ejecutivo, para zanjar la posibilidad del debate entre Monarquía y República. Recordó que más allá de la bandera republicana de la pata morada en Moncloa, la posición concreta es la de defender la monarquía parlamentaria. “Este Gobierno apoya la Constitución de la “a” a la “z” donde se incorpora la Monarquía parlamentaria”, recalcó.

El debate sin embargo, continuó. En el siguiente turno de preguntas, la ministra de Igualdad respondía ante los periodistas sobre una encuesta sobre la Monarquía impulsada por varios medios de comunicación, la cual casualmente se publicó ayer, día de la Fiesta Nacional. En sus palabras, existe un posible horizonte republicano en España. “Creo que es evidente que hay un debate social al respecto de la utilidad de la monarquía, respecto a un posible horizonte republicano”, ha defendido la ministra de Igualdad.

La portavoz volvió a intervenir para clarificar que la posición del Gobierno es la que marca el presidente, Pedro Sánchez. Una desautorización a la ministra de Igualdad. “Insistir en que la posición de este Gobierno la tradujo el presidente trasladando que el Gobierno apoyaba el pacto constitucional del que se dotó la Constitución”, afirmó, para después aplaudir la figura del jefe del Estado, a quien atribuyó el impulso por la labor de transparencia en la Casa Real. "Ha explicitado y dado la bienvenida a actuaciones que la actual monarquía ha venido desarrollando los últimos meses para hacer realidad ese principio de transparencia y el derecho de los ciudadanos de conocer todo lo que conlleva el sostenimiento de la corona”, ha afirmado.

El morado republicano

En la rueda de prensa, Irene Montero también fue preguntada por si con el color morado del traje que lució en el desfile del 12-O en Palacio Real, la ministra trataba de reivindicar la República. Ante la cuestión, la ministra aseguró que era un “honor” que el "color morado del feminismo sea también el del horizonte republicano”. Pero, explicó, " el morado es el color de las mujeres, el color de feminismo, y creo que es importante que nadie olvide en un día como el de la Fiesta Nacional, que no va a haber recuperación económica si no abordamos las desigualdades entre hombres y mujeres, que la igualdad es motor para la recuperación”.