El oficialismo abertzale se ve obligado a reconocer la huelga de hambre de Iñaki Bilbao tras 37 días

El recluso, que cumple condena en el Pueto de Santa María, permanece en la enfermería del centro

Le habían ignorado hasta ahora por pertenecer a la disidencia de ETA, pero el abertzalismo oficial, el que representa Sortu y EhBildu, y el colectivo EPPK para los presos, se ha visto obligado a reconocer públicamente la huelga de hambre que protagoniza el recluso Iñaki Bilbao, “Txikito”, que hoy cumple 37 días.

“Cuando se cumplen 37 días de la huelga de hambre que el preso político vasco Iñaki Bilbao Goikoetxea está llevando a cabo, Etxerat quiere mostrar su preocupación por su situación y por las posibles consecuencias y secuelas sobre su salud. Etxerat va a seguir trabajando por impulsar y reforzar el trabajo que la sociedad vasca, sus agentes e instituciones está llevando a cabo para poner fin a la excepcionalidad penitenciaria, a sus duras consecuencias y al sufrimiento que desde su activación está causando”, dice un comunicado de Etxerat divulgado esta tarde.

Oficialistas y disidentes del antiguo entorno proetarra mantienen posturas muy distantes, ya que los segundos echan en cara a los primeros que cerraron en falso la “lucha armada” de la banda terrorista sin que hubiera alcanzado los objetivos para los que fue fundada. Además, se oponen a las medidas de aceptación de la legalidad penitenciaria que está permitiendo a mucho reclusos obtener beneficios y traslados.