Leonor: «Mis padres me han enseñado el sentido de la responsabilidad»

En su discurso en la entrega de los premios de la fundación que lleva su nombre, la Princesa de Asturias elogia el trabajo de los sanitarios y asegura «tener mucho que aprender» de ellos

Apenas unas semanas antes de su 15 cumpleaños, la Princesa de Asturias volvió a Oviedo para pronunciar un nuevo discurso con motivo de la entrega de los premios de la fundación que lleva su nombre. Sus primeras palabras fueron precisamente para recordar aquella cita que supuso su debut, el primero de los sin duda miles de discursos que pronunciara a lo largo de su vida.

Doña Leonor aseguró que desde entonces su «compromiso con la Fundación, con los premiados y con Asturias crece firme y sólido». «Un año después, todo ha cambiado mucho», ha recalcado la heredera de la Corona ante la situación actual y en comparación con el momento en que intervino por vez primera en la entrega de premios.

«Si hay algo que mi hermana Sofía y yo hemos aprendido es el sentido de la responsabilidad. Nuestros padres así nos lo han enseñado siempre», aseguró la heredera al trono al tiempo que aseguraba haber aprendido «la importancia de la solidaridad» con el trabajo de los premiados, especialmente el de los sanitarios españoles: «Tenemos mucho que aprender de vosotros». Un sentido de la responsabilidad del que ha querido hacer partícipe a todos los jóvenes frente a la pandemia.

«Tengo casi 15 años. Sigo muy de cerca, como muchos niños y jóvenes de mi edad, lo que sucede en nuestro país. Y después de haber estado meses si ir al colegio, la vuelta a clase nos demostró que tenemos que adaptarnos a estas nuevas circunstancias, siempre con la esperanza de que todo mejore», ha asegurado, para añadir a continuación que «cuando en momentos como estos intentamos ser responsables y solidarios, nos aseguramos un futuro mejor».

Lo cierto es que Doña Leonor pronunció su discurso con el mismo desparpajo y seguridad que ya sorprendió gratamente el año pasado y bajo la misma mirada, que podríamos calificar de «derretida», de sus padres y de su abuela, la Reina Sofía que la observaba desde la galería de la antigua capilla del Hotel Reconquista.

«Nuestros premiados nos transmiten esperanza, porque son un reconocimiento para quienes, con su dedicación, trabajan sin descanso para lograr, entre todos, el progreso y e bienestar de toda la sociedad», fueron las palabras con las que la Princesa Leonor terminó su intervención.

> Texto íntegro del discurso de la Princesa de Asturia