Covite carga contra la televisión pública vasca por un documental que enaltece la trayectoria de ETA

Consuelo Ordóñez denuncia que en la emisión de “País Vasco y libertad, un largo camino hacia la paz” se asumen los postulados de la izquierda abertzale y contribuye al blanqueamiento de la banda terrorista

Imágenes del documental propagandístico de Eta, que emitió la televisión francesa.La RazónLa Razón

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE) ha criticado a EITB por poner la televisión pública vasca al servicio de los intereses de la izquierda abertzale y del blanqueamiento y el enaltecimiento de ETA. En concreto, carga contra un documental que retransmitió la cadena pública vasca titulado «País Vasco y libertad, un largo camino hacia la paz», dirigido por Thomas Lacoste y que fue retransmitido también por el canal público francés FR3 el 27 de abril de 2020. Para Covite se trata de un documental que asume sin ambages los postulados de la izquierda abertzale de que ETA merece un reconocimiento público por sus supuestos esfuerzos a favor de la paz y que evita la deslegitimación del terrorismo. El Colectivo de víctimas considera «impropio de una cadena pública» que se emita un documental de estas características. «EITB ha puesto los medios públicos sufragados por todos los ciudadanos en manos de los defensores del blanqueamiento y el enaltecimiento de la trayectoria criminal de ETA», ha criticado la presidenta del Colectivo, Consuelo Ordóñez.

En concreto, el Colectivo acusa a la televisión pública vasca de incumplir el artículo 4 de la Ley vasca 4/2008 de reconocimiento y reparación a las víctimas del terrorismo, que obliga a las instituciones a prevenir los actos que ensalcen el terrorismo o humillen a las víctimas. Por ello, carga contra EITB por facilitar su altavoz para «que se instale el relato de que ETA constituye una página gloriosa en la historia de la nación vasca». Consuelo Ordóñez advierte de que «eso equivale a proponer a las generaciones futuras que el asesinato y la eliminación de los adversarios políticos e ideológicos es legítimo", así como la exclusión y el ostracismo de los “malos vascos”. Las nuevas generaciones podrían pensar que el terrorismo y la violencia política pueden ser ideales para lograr una atmósfera de supuesta paz y convivencia», sostiene.

El Colectivo subraya también las múltiples falsedades que se presentan en el documental: por ejemplo, que ETA representa al «pueblo vasco»; que los franquistas fueron más violentos en el País Vasco que en otros lugares de España; que el franquismo y la guerra civil española fueron estrategias contra los vascos; que la historiografía española no reconoce que el franquismo fue una dictadura; que los gobiernos españoles nunca quisieron negociar con ETA y que los españoles no habrían logrado romper sus lazos con el régimen franquista.