Calvo garantiza la recuperación de restos de víctimas del Valle de los Caídos

"No podemos seguir produciendo más dolor y más indignidad a esas familias”, asegura en el Senado

Interior de la Basílica del Valle de los CaídosLa RazónAlberto R. Roldán

La salida de Francisco Franco del Valle de los Caídos supuso para familiares de republicanos enterrados en Cuelgamuros una esperanza de recuperar a los suyos. Patrimonio Nacional dio luz verde en noviembre de 2019 para llevar a cabo 31 exhumaciones en las criptas adyacentes a las capillas de la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos.

Según el censo del Ministerio de Justicia, en las criptas están enterrados los restos de cerca de 34.000 personas –18.000 de ellas republicanos–, de las que casi 13.000 están sin identificar.

Se trata de un plan que la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, acaba de garantizar que se cumplirá al amparo de la nueva Ley de Memoria Democrática. Una tarea que se abordará por muy “complicada” que sea, asegura.

“Nos empeñaremos con todas nuestras fuerzas, porque esos compatriotas que llevan décadas esperando a que sus familiares puedan ser recuperados y dignificados necesitan una respuesta de esta extraordinaria democracia que ahora somos”, ha manifestado Calvo ante el pleno del Senado. Será una de las “primeras” tareas que se acometerán al amparo de la nueva normativa.

La vicepresidenta respondía a una pregunta de la portavoz de En Comú Podem en la Cámara Alta, Sara Vilà, a quien también ha confirmado que la nueva norma, todavía en fase de anteproyecto, permitirá recuperar la nacionalidad española a los descendientes de mujeres exiliadas que la perdieron cuando huyeron tras la Guerra Civil y se casaron con extranjeros.

Carmen Calvo ha dicho que se actuará “con mucho rigor” y haciendo un “esfuerzo” para identificar los restos que reclamen las familias. “Nos empeñaremos con todas nuestra fuerzas”, ha remarcado.

Respecto al reconocimiento de la nacionalidad de descendientes de exiliados, ha apuntado que se equiparará a los hermanos que en su día no pudieron recuperarla porque eran mayores de edad, informa Efe.

“La dictadura dejó a muchos compatriotas como apátridas, les robó su nacionalidad, la hicieron desaparecer y todavía tenemos deudas pendientes que este anteproyecto pretende resolver”, ha manifestado.

A todos estos casos se ha referido la senadora Vilà, quien también ha citado los de los exiliados que tuvieron que renunciar a la nacionalidad española para conseguir trabajo en el país de destino, así como a quienes no ratificaron su nacionalidad aunque la tenían porque no fueron debidamente informados.

“Con respeto a los derechos de terceros”

Para acometer las operaciones se contará, según informó Patrimonio, con la asistencia de expertos forenses para el asesoramiento técnico y legal del tratamiento de los columbarios. Según Patrimonio, se podrá determinar la viabilidad de la localización, identificación y recuperación de los restos de las personas inhumadas, “con respeto a los derechos de terceros”. Patrimonio Nacional tomó la decisión tras un informe técnico del CSIC en el que se cree posible exhumar los restos mortales de las víctimas siempre que se cumplan las medidas de seguridad oportunas.