El PSOE firma junto a Bildu un manifiesto “en favor de la democracia” y contra Vox

Los grupos de la coalición apoyados por ERC, Bildu, JxCAT, CUP, Más País, Compromis y el BNG firman un manifiesto contra los discursos “racistas, xenófobos y machistas” que atribuyen al partido de Abascal

El bloque de la investidura firma un manifiesto "a favor de la democracia" contra Vox
El bloque de la investidura firma un manifiesto "a favor de la democracia" contra VoxLa Razón

El bloque de la investidura formado por los partidos del Gobierno de la coalición, PSOE y Podemos y apoyados por ERC, Bildu, JxCAT, CUP, Más País, Compromis y el BNG han firmado este miércoles -día en el que se debate la moción de censura de Vox al Ejecutivo de Pedro Sánchez- un manifiesto “en favor de la democracia” con el objetivo de reafirmar su “compromiso con los derechos humanos, la justicia social y la igualdad entre todos los ciudadanos y ciudadanas, sin importar el lugar donde hayan nacido, su género, creencias religiosas u orientación sexual”.

Según explican en el manifiesto pedirán a la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, la “apertura de los procedimientos de infracción y sanción que correspondan, según el Código de Conducta de las Corte Generales, ante comportamientos por parte de parlamentarios o parlamentarias que vulneren los principios de responsabilidad y respeto”. En referencia, según el comunicado al partido Vox, al que acusan de provocar a lo largo de la legislatura discursos “racistas, xenófobos y machistas” que atribuyen ala “extrema derecha y derecha extrema” y que consideran "incompatibles con los valores propios de un sistema democrático y suponen un peligro para la convivencia”.

Rechazan también “estrategias y discursos negacionistas respecto a la pandemia provocada por la Covid-19 y sus consecuencias, por sus efectos negativos sobre la salud y la convivencia ciudadana”. Con el comunicado, los partidos firmantes expresan su “solidaridad a todas las personas que han sido objeto de los ataques e insultos desde estas actitudes radicales e intolerantes, incluidos miembros del Congreso de los Diputados y del propio Gobierno, así como reconocer a los luchadores y luchadoras por las libertades que combatieron el fascismo, cuya memoria también ha sido menospreciada”.

El bloque de la investidura se compromete a “velar para que en el Congreso predomine el debate democrático, respetuosos del pluralismo político y de los derechos de todas las personas que constituimos esta Cámara” y reiteran su "compromiso en la lucha contra los discursos y las actitudes de odio, que de ninguna manera deben quedar impunes, así como en el rechazo a cualquier tipo de apoyo de la extrema derecha, especialmente cuando afecte a la gobernabilidad de las instituciones, ya sea por activa o por pasiva”.