Juristas impulsan un “Manifiesto por la independencia del Poder Judicial” y piden la elección directa de los vocales

“Es la vía adecuada para garantizar la neutralidad del CGPJ”

Sede del CGPJ. en Madrid.Cristina BejaranoLa Razón

Un colectivo de juristas integrado por abogados, profesores de Derecho, jueces y magistrados así como funcionarios de la Administración de Justicia han suscrito un “Manifiesto por la Democracia y la Independencia del Poder Judicial”, al que esperan la adhesión de un número importante de profesionales de la Justicia, y donde se sostiene que no puede existir un Poder Judicial independiente “si su órgano gobierno-el Consejo General del Poder Judicial- carece de la necesaria neutralidad, y apariencia de neutralidad, por responder a una mayoría parlamentaria partidista”, tal como sucede, en opinión de los impulsores, con el sistema actual de designación parlamentaria de los 12 vocales del turno judicial. Y, por ello, abogan por retornar a la elección directa de esos vocales por los propios miembros de la Carrera Judicial.

En este sentido, el manifiesto señala que los principios de la propia Constitución a la hora de diseñar un “Consejo General del Poder Judicial políticamente neutral”, ya venía de forma implícita a recoger que sus miembros serían nombrados, en su mayoría, los 12 vocales de extracción judicial, “por los propios miembros del poder judicial al margen de consideraciones políticas, y los restantes –los ocho del turno de juristas de reconocido prestigio- por un amplio consenso parlamentario ajeno a simples mayorías de apoyo a un Gobierno” determinado en un momento concreto.

Por ello, y sin poner en cuestión la reforma que estableció la designación parlamentaria de todos los vocales, sí consideran que España “debe estar a la altura de la evolución de los países avanzados de Europa, que ha permitido asumir como estándares comunes para la vigencia del Estado de Derecho aquello que ya estaba en la letra y el espíritu de nuestra Constitución de 1978: que el órgano de gobierno del poder judicial debe estar integrado, en su mayoría, por jueces y magistrados, y que su elección corresponde a los propios jueces y magistrados, sin interferencias ni influencias políticas del poder legislativo y del poder ejecutivo”.

Esa, añaden, es la vía “adecuada y necesaria” para asegurar la “neutralidad” del Consejo General del Poder Judicial y la “independencia de los jueces y magistrados que lo integran”, tal como lo han expresado distintas instituciones y organismos europeos, como el Grupo de Estados contra la Corrupción y la Comisión de Venecia, ambos dependientes del Consejo de Europa.

Por todo lo anterior, instan a los grupos parlamentarios y los partidos políticos que los integran a retomar la senda del diálogo y abandonar “toda tentación de solucionar los conflictos constitucionales retrocediendo en los derechos y garantías de los españoles y devaluando su democracia”, así como a emprender las vías de reforma “que sitúen a España entre los países avanzados de Europa en términos de calidad democrática” en lo que a la independencia del Poder Judicial se refiere.