Un implicado en el “FIFA Gate” financió a Iglesias en Vistalegre II

El empresario Gerard Romy, ex socio de Jaume Roures, abonó 10.000 euros a la «Asociación de Podemos para Todas» para la candidatura del ahora vicepresidente

Errejón, Montero, Iglesias, Mayoral y Monedero durante la celebración de Vistalegre II
Errejón, Montero, Iglesias, Mayoral y Monedero durante la celebración de Vistalegre IICristina BejaranoLa Razón

Uno de los principales implicados en el caso «FIFA Gate» financió la candidatura encabezada por Pablo Iglesias para dirigir Podemos en el congreso de Vistalegre II, en el que se impuso al sector crítico encabezado por Íñigo Errejón. Según consta en los extractos bancarios a los que ha tenido acceso LA RAZÓN, el empresario barcelonés Gerard Romy –procesado en Estados Unidos por fraude, lavado de dinero y extorsión– aportó 10.000 euros a la corriente política del ahora vicepresidente segundo del Gobierno.

Iglesias encabezó una candidatura en enero de 2017 denominada «Podemos para Todas». En aquella ocasión se enfrentó al propio Errejón y al anticapitalista Miguel Urbán. En el marco de la contienda política, el 16 de diciembre de 2016 el ex coordinador jurídico de la formación morada José Manuel Calvente constituyó en Barcelona la «Asociación Podemos para Todas», tras decidirlo un grupo de trabajo de la candidatura del líder del partido.

El propio abogado fue designado presidente de la Junta Directiva de la entidad. Pablo Manuel Fernández Alarcón fue nombrado secretario y Daniel de Frutos tesorero, según consta en la documentación aportada en su día al Ministerio del Interior para su inscripción en el Registro de Asociaciones, lo que finalmente se produjo el 6 de marzo de 2017.

Acta fundacional de la 'Asociación de Podemos para Todas' FOTO: Podemos La Razón

En aquel momento, Fernández Alarcón era el gerente de Podemos. Meses después, tras la victoria de Iglesias en Vistalegre II, De Frutos –imputado ahora por el juez Juan José Escalonilla, que investiga un contrato de Podemos a la sociedad Neurona Comunidad– fue nombrado jefe de Finanzas y Transparencia del partido.

Pocos días después de la creación de «Asociación de Podemos para Todas», los responsables de la entidad abrieron, por indicación del grupo de trabajo creado para apoyar la candidatura de Iglesias, una cuenta corriente en la Caja de Ingenieros. Se trata de la misma entidad financiera en la que el 9 de mayo del año 2018 Iglesias y su pareja, la ministra de Igualdad, Irene Montero, formalizaron su hipoteca para comprar un chalé en la localidad de Galapagar (Madrid). En la firma de la operación, según adelantó OKDiario, estuvo presente De Frutos.

Según apuntan a LA RAZÓN diferentes fuentes de la corriente de Iglesias, por indicación del secretario de Comunicación de Podemos, Juanma del Olmo, decenas de cargos de la formación realizaron diferentes abonos de dinero a la citada cuenta de la Caja de Ingenieros. Los montos iban desde los 50 hasta los 2.000 euros. Dos de esos dirigentes han confirmado a este diario haber realizado los abonos tras reclamárselos Del Olmo, quien también fue imputado por el juez Escalonilla.

La primera transferencia a la «Asociación de Podemos para Todas» llegó el 3 de enero de 2017 y los fondos fueron creciendo de forma paulatina hasta alcanzar los 37.698 euros el día 6 de febrero, solo cinco días antes del comienzo de la Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos en Vistalegre. Esta llegó a ser la suma máxima acumulada en la asociación.

Extracto bancario en el que se refleja la aportación de Romy a la 'Asociación de Podemos para Todas'. FOTO: La razón La Razón

El abono de mayor volumen lo remitió Gerard Romy el 17 de enero de 2017 desde una cuenta bancaria personal. Este empresario, quien en esa fecha ya estaba siendo investigado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por su presunta relación con una red de sobornos para conseguir los derechos televisivos de los mundiales de fútbol de Rusia y Qatar, fue copresidente de Imagina Media Audiovisual y fundador de Mediapro.

En diciembre de 2015, un año antes de que este ex socio de Jaume Roures en Mediapro donara esos 10.000 euros a la candidatura de Iglesias, la entonces juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ya había ordenado la entrada y registro de las sociedades que Romy tenía en Barcelona. La magistrada tomó esa decisión después de que Estados Unidos emitiera una comisión rogatoria internacional a España. En el registro, que se llevó a cabo el 14 de diciembre de 2015, participaron los agentes del FBI Marc Varri y Scott Francis Carpenter, según la información adelantada por El Confidencial.

Movimientos bancarios

Según consta en los extractos bancarios de la «Asociación de Podemos para Todas» –la cual pese a ser creada en diciembre del año 2016 no se inscribió hasta tres meses después–-, los principales gastos de la misma se produjeron pocos días antes de la celebración de Vistalegre II. En concreto, el 6 de febrero de 2017, cinco días antes de que comenzara el congreso de Podemos, una persona sin identificar retiró 10.000 euros con una tarjeta de crédito que está vinculada a la cuenta de la asociación en la Caja de Ingenieros.

De los integrantes que componen la Junta Directiva, solo Daniel de Frutos aparece identificado como destinatario de tres transferencias de dinero por una suma total de 3.546 euros entre febrero de 2017 y abril de 2018. Las fuentes consultadas aseguran a este diario que ni Calvente ni Fernández Alarcón tenían conocimiento de los pagadores ni ordenaron movimientos en la cuenta bancaria de la «Asociación de Podemos para Todas».

De Frutos recibió de esta asociación el 7 de febrero de 2017 la suma de 1.787 euros en su cuenta personal. El 9 de febrero, dos días antes del congreso, una persona no identificada retiró –con la misma tarjeta que ya había sacado los 10.000 euros mencionados– otros 4.000, según reflejan los extractos bancarios en poder de LA RAZÓN.

El 15 de febrero, días después de que se celebraran las elecciones internas de Podemos, desde la cuenta de la «Asociación de Podemos para Todas» se realizaron varios abonos por un total de 8.690 euros a destinatarios desconocidos con conceptos que aparecen identificados como «Tekilajazz», «13 Signos Interpretación», «Alquiler Inmobiliario», «Bilborock» y «Mediasignos», entre otros.

El 24 de febrero consta la segunda transferencia, de 1.331 euros, en beneficio de Daniel de Frutos. El 1 de marzo, la Caja de Ingenieros liquidó los gastos de la tarjeta Visa del mes de febrero, cuando se celebró Vistalegre II, con un cargo de 8.458 euros. Posteriormente, el 11 de abril de 2018 De Frutos retiró los últimos 428 euros de la cuenta, que ahora está en números rojos.

Según reflejan los propios extractos bancarios, el 6 de febrero de 2017, justo antes de Vistalegre II, la entidad llegó a disponer de hasta 37.698 euros en la cuenta. Y el hombre que realizó la mayor aportación, implicado en el caso «FIFA Gate», afronta una acusación en Estados Unidos que lleva aparejadas penas de hasta 20 años de cárcel.

Su nombre no está en la lista de donantes de más de 5.000 euros
En el propio ideario político de «Podemos para todas» se especifica que la formación se compromete a publicar cada año la identidad de los donantes que aporten contribuciones de más de 5.000 euros.
En ese documento organizativo del Plan 2020, «Mandar obedeciendo» –cuyo objetivo es «ganar al Partido Popular», «gobernar España» y «construir derechos»– la corriente con la que Iglesias se impuso al errejonismo crítico (con casi un 90% de respaldo) se fijó ese compromiso como uno de los puntales de la independencia financiera del partido.
Pero pese a ese teórico ejercicio de transparencia, el nombre del empresario Gerard Romy brilla por su ausencia en el exiguo listado de donantes que en 2017 realizaron aportaciones superiores a los 5.000 euros. Según la información que aporta la propia formación en su portal de transparencia, sólo tres personas –que no ejercían ningún cargo público, matiza– aportaron donaciones por encima de esa cantidad. Y ninguno es el ex socio de Roures en Mediapro.
Uno de esos tres donantes era Daniel Albarracín, actual consejero del Tribunal de Cuentas andaluz y en esas fechas asesor político en el Parlamento Europeo del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, donde se integraba Podemos. Los otros dos donantes, Francisco José Orozco y Diana Alonso (ahora integrada en el Gabinete de la Consejería de Transición Energética del Gobierno balear) también trabajaban como asesores del partido de Iglesias en 2017 en el Europarlamento.
En el artículo 71 de ese documento, no obstante, la corriente encabezada por el actual vicepresidente del Gobierno adquirió el compromiso de limitar, por un lado, «las donaciones máximas a 10.000 euros por año y persona, a excepción de las de los cargos electos de la organización». Por otro, publicar «la identidad de quienes realicen donaciones de más de 5.000 euros», como era el caso de Romy.
Ese documento fue aprobado por las bases en la Asamblea Ciudadana de Vistalegre II, por lo que el partido asumió el compromiso de no ocultar la identidad de los que aportaran más de esos 5.000 euros como expresión pública de la pretendida independencia financiera de Podemos, informa R. Coarasa.