¿Cobrarán los diputados su sueldo íntegro durante seis meses en estado de alarma?

Durante el pasado estado de alarma se valoró la idea de donar la indemnización para gastos de desplazamientos de su señorías, una propuesta que no salió adelante

El rápido aumento de los caso de coronavirus en España es el motivo por el que el Ejecutivo decidió el pasado domingo declarar el estado de alarma durante 15 días, periodo que permite al gobierno establecerlo de manera unilateral sin preguntar al Congreso. Este mismo jueves, el Ejecutivo, en concreto el ministro de Sanidad Salvador Illa, acudió al Hemiciclo para solicitar la prórroga durante seis meses. Con la prorroga de seis meses aprobada, vuelve a plantearse la pregunta de si sus señorías deberían o no recibir su salario íntegro ya que muchos de ellos teletrabajan y aún así continúan recibiendo la indemnización para gastos que le origina la actividad en la Cámara.

El sueldo de los diputados se compone de tres partes: la institucional, la indemnización y los complementos. En líneas generales reciben una asignación institucional de 2.981,86 euros al mes, cifra a la que hay que sumar los complementos en función del cargo que desempeñen y la indemnización para gastos que sean indispensables en el cumplimiento de su función. Este último concepto, no exento de polémica, se destina a cubrir los gastos que les origina la actividad de la Cámara –por ejemplo el alquiler de una vivienda o manutención–, y oscila entre los 1.959,62 euros para los diputados de circunscripciones distintas a Madrid y los 935,37 euros para los electos por la capital.

Por lo tanto, si tomamos como referencia un diputado raso que represente a la ciudad de Cádiz en la Cámara Baja, su señoría cobra, como mínimo, 4.940 euros al mes. Mientras que el sector de la hostelería, de los servicios, las agencias de viajes ven como su actividad se reduce al mínimo como consecuencia de las restricciones, nuestros diputados continuarán cobrando íntegro su sueldo y el importe para los gastos que les origina la actividad de la Cámara, pese a que alguno no acudirán a su puesto de trabajo.

Según los cálculos de LA RAZÓN, los sueldos de sus señorías, sin tener en cuenta los extra que pueda suponer formar parte de un Comisión o Portavocía, suponen un desembolso de 647.969 euros al mes. Si multiplicamos esta cantidad por seis -meses que quiere el gobierno decretar el estado de alarma, solo en sueldos se desembolsaría 3.877.814 entre el 9 de noviembre y el 9 de abril del próximo año.

Ya durante el pasado estado de alarma, el cobro íntegro del sueldo, en concreto el relacionado con la indemnización generó polémica hasta el punto que, a principios del mes de abril, la Mesa del Congreso, donde el PSOE y Unidas Podemos tienen mayoría, anunció que estudiaría la propuesta de donar la indemnización que cobran los diputados para compensar los gastos de ejercer su actividad parlamentaria en Madrid, dado que la Cámara entró en una fase de hibernación. Sin embargo, la idea no tuvo mucho recorrido y se inició una carrera entre las distintas formaciones para ver quién era más solidario. Según fuentes del Congreso los diputados pueden renunciar de manera individual a esta retribución. «Solo es necesario un escrito motivado», explican.