Vox quiere 200 misiles para proteger a España de Marruecos y Argelia

Considera que las islas, las ciudades autónomas y los peñones estarán en inferioridad ante el “preocupante rearme” de ambos países. Reclama al Gobierno armamento anti-buque para cazas y fragatas, y dos submarinos S-80 más

Un caza F-18 de EE UU lanza un misil de largo alcance
Un caza F-18 de EE UU lanza un misil de largo alcanceNAVAIR

“La escasez de recursos que vive el Ministerio de Defensa español desde los últimos años ha permitido a países vecinos como Marruecos y Argelia reducir el gap existente entre nuestras Fuerzas Armadas y sus homólogas argelinas y marroquíes”. Con estas palabras, Vox exige al Gobierno que desarrolle una estrategia que sea capaz de mantener la superioridad de nuestras Fuerzas Armadas en el Flanco Sur Peninsular, que incluye Baleares, Mar de Alborán, Ceuta, Melilla, Estrecho de Gibraltar, Isla Perejil y Chafarinas, Peñones de Alhucemas y Vélez y Canarias. Y para ello reclama 200 misiles anti-buques de largo alcance o dos submarinos S-80 más.

Así se desprende de la proposición no de ley que la formación de Santiago Abascal ha presentado en el Congreso de los Diputados, en la que muestra su preocupación por el aumento de la inversión en Defensa de los citados países, poniendo como ejemplo que el presupuesto de Argelia ha aumentado en un 157%.

En su texto, Vox hace una radiografía de las capacidades de estos dos países africanos, destacando que la Marina argelina “ha dado un salto cualitativo en su capacidad de disuasión al situarse como el único país del Mediterráneo, junto con Israel, con capacidad de lanzar misiles de ataque a tierra” desde sus dos nuevos submarinos rusos de la clase 636. “Sólo EE UU, Rusia, China, Corea del Norte y Reino Unido poseen la referida capacidad”, recalca el texto, en que se insiste en que “Argelia se ha volcado en el arma submarina”, con seis sumergibles y otros dos pendientes de adquirir.

Unas capacidades, las argelinas, que dejan a la Armada española en una “situación crítica” y “escalofriante”, asegura la formación verde, que recuerda que a día de hoy, España sólo dispone de un submarino activo (el “Tramontana”), pues el “Galerna” está desde julio en su quinta gran carena.

En lo que se refiere a Marruecos, Vox explica que ha comprado a Estados Unidos una decena de misiles aéreos anti-buque “AGM-84-L Harpoon Block II” que pueden ser lanzados desde los desde los 50 cazas F-16 que la Fuerza Aérea marroquí recientemente ha adquirido. Una capacidad que compara con la que cuenta España para para defender el espacio aéreo de Canarias: “Los 20 F-18 A+ del 462 Escuadrón del Ala 46. Son los F-18 más antiguos de la flota militar española”, destaca. Y añade que “los F-18 destinados en las islas Canarias disponen de un radar inferior al de los F-16 marroquíes”.

Según defiende Vox, estas adquisiciones por parte de Marruecos “no solo evidencian una relación estrecha y privilegiada del gobierno alauí con el gobierno de EE UU, sino que se encuadra también en un preocupante rearme de nuestro vecino del sur que abarca las tres ramas de sus FF.AA.: tierra, mar y aire”.

Misil anti-buque de largo alcance
Misil anti-buque de largo alcanceLockheed Martin

De ahí que considera “imperativo para España desarrollar una estrategia que sea capaz de mantener la superioridad de nuestras Fuerzas Armadas en el Flanco Sur Peninsular que incluye Baleares, Mar de Alborán, Ceuta, Melilla, Estrecho de Gibraltar, Isla Perejil y Chafarinas, Peñones de Alhucemas y Vélez y Canarias”. Una estrategia que para los de Abascal pasa por:

  • “Elaborar un Informe que incluya un análisis comparativo entre las Fuerzas Armadas de España, Marruecos y Argelia. El documento deberá incluir un apartado de recomendaciones en el que se expongan las necesidades operativas de nuestras Fuerzas Armadas al objeto de asegurar una capacidad óptima de actuación en el Mar de Alborán”.
  • “Adquirir 200 misiles anti buque de largo alcance AGM-158C, para equipar tanto a los buques de la Armada como a los aparatos del Ejército del Aire, en particular a los pertenecientes al Mando Aéreo de Canarias”.
  • “Ampliar la serie de Submarinos S-80 a 6 unidades y agilizar el proceso de construcción de los mismos”. España ha adquirido sólo cuatro unidades que acumulan numerosos retrasos. Está previsto que la puesta a flote del primer submarino (el S-81 “Isaac Peral”) se produzca en el primer trimestre de 2021 y que sea entregado a la Armada en 2022, que no descarta la posibilidad de aumentar el pedido siempre que haya fondos.
  • “Aumentar la partida presupuestaria de Defensa hasta el 2%, acorde con el compromiso adquirido por España en la Cumbre de Cardiff de 2014 de la OTAN”. Actualmente, nuestro país es el tercero que menos gasta en Defensa en porcentaje del PIB, aunque ha mejorado sus cifras y, según la Alianza, cerrará 2020 con un 1,16%, frente al 0,92 de 2019.