La ex abogada de Iglesias: «El coste de la sede no se justificó»

Mónica Carmona confirma ante el juez las irregularidades del partido

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo IglesiasPoolPool

La ex responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos Mónica Carmona respaldó ayer en su declaración como testigo ante el juez Juan José Escalonilla la denuncia del ex coordinador jurídico del partido José Manuel Calvente, con quien investigó las presuntas irregularidades detectadas en la formación morada, según explican a LA RAZÓN fuentes jurídicas.

En concreto, aseguró que tenían sospechas «fundadas», que eran fruto de la investigación que habían realizado de forma conjunta, que les convencieron de que los dirigentes del partido habían desarrollado hechos que podían ser constitutivos de infracciones penales. El titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid investiga la denuncia presentada por el ex abogado de Podemos, en la que alertaba de irregularidades en un contrato electoral de 363.000 que la coalición electoral Unidas Podemos había adjudicado a la empresa Neurona Comunidad. Y para justificar sus sospechas, Calvente incluyó en su denuncia el borrador del contrato, presuntamente fraudulento.

El acuerdo con Podemos tiene fecha de 27 de febrero de 2019, pese a que la sociedad Neurona Comunidad no fue constituida hasta el 19 de marzo. En su declaración ante el magistrado Escalonilla, que duró más de tres horas, Carmona relató que desconfi ó tras detectar que detrás del contrato con la empresa Neurona Comunidad había una persona vinculada a los ‘papeles de Panamá’. «Nos llamó la atención», dijo esta testigo, que resaltó que al iniciar su investigación detectó que el dueño de la sociedad que recibió los 363.000 euros también era socio de una empresa,q ue tenía un nombre similar pero que era diferente: Neurona Consulting. Y esta fi rma estaba siendo investigado en Bolivia, al mismo tiempo que tenía vínculos con Juan Carlos Monedero, declaró esta letrada de Podemos al juez, según explican las citadas fuentes consultadas. A preguntas del magistrado, Mónica Carmona relató que la adjudicación de las obras de la sede de Podemos por un valor total de 1,3 millones, una suma que doblaba el precio de la licitaciónn, que fue establecido en 600.000 euros, no estaba justifi - cado. En similares términos se expresó la ex responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos al ser interpelada por los complementos retributivos que perciben la gerente, Rocío Esther Val Val, y el responsable de Finanzas, Daniel de Frutos: «No está justifi cado el aumento de 600 euros en el sueldo», zanjó esta testigo, que también dijo que a la abogada de Pablo Iglesias, Marta Flor Núñez, le subieron 210 euros el sueldo tras presentar la denuncia por acoso sexual contra Calvente.

Tal y como adelantó LA RAZÓN, Carmona informó al juez de otras presuntas irregularidades que detectó en Podemos, como por ejemplo un contrato presuntamente irregular para una escolta de la actual ministra de Igualdad, Irene Montero; pero también sobre los pagos realizados a la cooperativa Kinema sin haber licitado el contrato. Está previsto que entre el 13 y el 20 de noviembre declaren como investigados entre otros cargos denunciados, los dos administradores generales de la coalición electoral de Unidas Podemos --Daniel de Frutos y Carlos García Ramos--; el secretario de Comunicación de Podemos, Juan Manuel del Olmo; y la gerente del partido, Rocío Esther Val Val.