¿Hacia un nuevo confinamiento?: El Gobierno prepara un borrador

Los técnicos del Ejecutivo trabajan en un “plan B” para que esté listo antes del 14 de noviembre y la idea es evitar un mando único

Madrileños confinados en sus casas utilizan los balcones para tomar el sol durante el inicio de las nuevas restricciones decretadas por la Comunidad de Madrid ahora que llega el puente de todos los santos.Alberto R. RoldánLa Razón

La situación epidemiológica no mejora. Cada día los datos de contagios baten récord y son cada vez más las comunidades que decretan cierres perimetrales para intentar frenar la expansión del virus. Todo apunta, a que si en los próximos días no bajan los contagios, habrá que volver a marzo, es decir, al confinamiento domiciliario de los españoles. Un escenario que ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quiso descartar, al señalar que “no va a ser necesario llegar ahí”, pero que de puertas hacia dentro el Ejecutivo estaría preparando un “plan B”.

Según la agencia Colpisa, los servicios jurídicos de Moncloa ya están trabajando en un posible nuevo texto para otro estado de alarma que permita a las comunidades, llegado el caso, activar el confinamiento domiciliario, ya que en el texto vigente no se contempla. No en vano, ya son dos las comunidades que públicamente y sin tapujos hablan de esta posibilidad: Castilla y León y Cataluña.

Según técnicos que trabajan en ese borrador citados por la agencia, el Gobierno no tiene previsto volver a asumir el mando único, por lo que serían las comunidades las “autoridades delegadas” y, por tanto, quienes decidirían sobre su territorio. El tiempo apremia y la idea de Moncloa y Sanidad es que este nuevo marco jurídico esté listo antes del fin de semana del 14 y 15 de noviembre, es decir, una vez que se compruebe los efectos de las medidas que las comunidades han empezado a implantar estas dos últimas semanas.

Serían, precisamente, la ausencia de resultados convincentes, a pesar de los cierres, lo que habría llevado al Gobierno a preparar este borrador. En caso de producirse este confinamiento domiciliario, España seguiría los pasos de Bélgica que hoy decretó la vuelta al confinamiento durante un mes.