Confinamiento: Moncloa se abre a “replantear” el estado de alarma si la situación empeora

Pedro Sánchez inicia esta semana en la Comunidad Valenciana una ronda de contactos con los presidentes autonómicos para concretar el reparto de los fondos europeos

Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en MoncloaJ.J. GuillénEFE

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la prórroga del estado de alarma en los términos que el Congreso de los Diputados avaló la pasada semana. Esto es, seis meses de vigencia con una revisión el próximo 9 de marzo para estudiar su vigencia y una comparecencia bimensual del presidente del Gobierno en la Cámara baja. La burocracia va lenta y no se corresponde con los tiempos de la pandemia, más cuando varias comunidades autónomas cuestionan ya abiertamente la validez de este decreto, considerando que se tiene que ir más allá, con el impulso de uno nuevo en el que se recoja la previsión de los confinamientos domiciliarios.

Sin embargo, en Moncloa no se mueven un milímetro y rechazan esta eventualidad, pidiendo imponer "prudencia, rigor y evidencia científica” a la hora de tomar decisiones de tal calibre. En el Gobierno consideran que hasta el próximo 9 de noviembre no se estará en condiciones de comenzar a testar la eficacia de las medidas adoptadas recientemente y piden “cautela” a las comunidades autónomas, ante la cascada de peticiones de imponer confinamientos domiciliarios porque entienden que “aún es pronto para valorar el impacto” del estado de alarma. En este decreto se establecieron restricciones de movilidad nocturna, cierres perimetrales de las comunidades y la limitación de reuniones de grupos superiores a seis personas tanto en interiores como en el exterior.

En el Ejecutivo vuelven a poner el foco en los “expertos” y aseguran que, una vez transcurridos los días suficientes para valorar el impacto del estado de alarma, serán éstos quienes “tengan que decir las medidas a adoptar en función del efecto de las restricciones”. Así lo ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz gubernamental, María Jesús Montero, que ha puesto el acento en que el mecanismo constitucional del estado de alarma ha sido “eficaz” y ha demostrado su “validez y utilidad” para combatir el virus con medidas contundentes que eviten el confinamiento.

Una “contundencia” que tiene que ir de la mano de la “prudencia” y del diálogo con todas las CC AA. No en vano, el propio ministro Salvador Illa se ha reunido hoy con los representantes sanitarios de Asturias para estudiar la adopción de las medidas que se demandan por esta región. En Moncloa “confían” en que las “duras” restricciones ya aplicadas por las comunidades autónomas “puedan surtir el efecto deseado y frenar la curva” una vez transcurra el “decalaje” entre su puesta en marcha y su impacto en el número de contagios, hospitalizados y fallecimientos.

“Con esa previsión trabajamos”, ha confirmado Montero, que ha declinado entrar en “especulaciones” sobre si el próximo Consejo de Ministros podría avanzar hacia un confinamiento total. “Ni descartamos ni confirmamos otras medidas”, ha asegurado, señalando que el foco se pone ahora en ir “paso a paso” para dejar proseguir las restricciones y ver su impacto real a fin de testar si hay que mantenerlas o ampliarlas. “En caso de que funcionen habrá que profundizar en ellas, y en caso de que no lo hagan -ojalá que no ocurra- habrá que replantearlas, pero siempre en función de los indicadores”, ha destacado.

Sánchez, de gira por las CC AA

La portavoz del Ejecutivo también ha confirmado que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, iniciará esta semana -el jueves- una ronda de contactos con los presidentes autonómicos, comenzando por la Comunidad Valenciana, para concretar el reparto de los fondos europeos. Una gira autonómica que supone la extensión de la última conferencia de presidentes autonómicos. Cuestionado el Gobierno sobre la idoneidad de estos viajes en un momento en el que se han impuesto restricciones a la movilidad de los ciudadanos, en Moncloa aseguran que se impondrán todos los protocolos sanitarios y que, si la situación lo demanda, se realizarán los contactos de manera telemática, en lugar de presencial.